La probabilidad de amputación de pie es 15 veces mayor en diabéticos

Publicado 25/11/2019 11:16:45CET
Cirugía, pie
Cirugía, pie - HOSPITAL QUIRÓNSALUD - Archivo

MADRID, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

La diabetes es la causa más frecuente de amputación del pie en países desarrollados, y la probabilidad de sufrirla es 15 veces mayor en un diabético, según el doctor Antonio Segarra, podólogo de Podoactiva, de la Unidad de Biomecánica del Hospital Vithas Castellón.

Además, hasta el 85 por ciento de las amputaciones predichas por una úlcera en el pie están relacionadas con la diabetes. "Hay que hacer caso a las indicaciones médicas: control glucémico (comer bien y practicar deporte) y visitar periódicamente al médico y al podólogo", ha recomendado el experto durante una jornada celebrada en el salón de actos del Hospital Vithas Castellón y organizada por la Fundación Vithas.

Las complicaciones a largo plazo de la diabetes suelen asociarse a elevadas concentraciones de azúcar en sangre durante un período largo de tiempo. Se suelen desarrollar silenciosamente de forma gradual, y pueden afectar a distintas partes del cuerpo. Según la Sociedad Española del Dolor (SED), 1 de cada 4 personas con diabetes acabarán desarrollando una neuropatía dolorosa a lo largo de su vida, lo que supone que en España más de 500.000 personas la padecen.

Según el experto, la razón por la que se desarrollan neuropatías en las personas diabéticas es porque las fluctuaciones en los niveles de glucosa en sangre acaban por destruir los pequeños vasos sanguíneos que nutren a los nervios. Esto provoca que las terminaciones nerviosas padezcan falta de oxígeno y nutrientes.

"La neuropatía diabética puede afectar a los nervios de todo el cuerpo por lo que los problemas pueden aparecer en prácticamente todos órganos, incluido el sistema digestivo, el urinario, cardiovascular y en la vista. Cuando la neuropatía diabética va acompañada de dolor es porque afecta a los nervios que transmiten las sensaciones, como la del tacto, el frío, el calor o el dolor. Al dañarse los nervios, se ve afectada la percepción de estas señales", ha detallado la doctora Susana Casaña, neurofisióloga clínica del Hospital Vithas Castellón.

NEUROPATÍA DIABÉTICA

El daño puede darse en cualquier órgano o tejido, pero los más frecuentes son en la piel, el sistema digestivo, el corazón y los órganos sexuales. Dependiendo de la zona afectada, las consecuencias variarán de un paciente a otro. La doctora Casaña ha diferenciado dentro de la neuropatía diabética cuatro tipos: periférica, autonómica, focal y proximal.

"La neuropatía periférica generalmente afecta en primer lugar a los pies, las piernas y más tardíamente a las manos, y conlleva normalmente sensación de ardor, hormigueo o acorchamiento, entumecimiento, dolor y debilidad. En cambio, la neuropatía autonómica es un daño en los nervios que controlan los órganos internos y suelen manifestar problemas con el ritmo cardiaco y la presión arterial, el sistema digestivo y urinario", ha explicado.

De acuerdo con estos expertos, el mejor tratamiento para la neuropatía diabética es la prevención. Mantener unos niveles estables de glucosa en sangre es fundamental para evitar que aparezcan complicaciones. "Para ello, es necesario una cuidada y equilibrada alimentación, reducir los azúcares simples en la dieta, mantener unos niveles adecuados de presión arterial, ejercitar un estilo de vida físicamente activo y evitar el alcohol y el tabaco", han concluido.

Contador

Para leer más