Publicado 21/09/2021 08:30CET

Principales dudas sobre el ayuno antes de una operación: ¿por qué se hace?¿podemos beber agua y tomar medicación?

Archivo - Quírofano, cirugía, anestesía
Archivo - Quírofano, cirugía, anestesía - WAVEBREAKMEDIA/ ISTOCK - Archivo

   MADRID, 21 Sep. (EDIZIONES) -

   Si te han intervenido alguna vez, o a alguien de tu entorno, previsiblemente estás familiarizado con que se debe realizar un ayuno previo, aunque muchas veces se desconoce el porqué.

   Aparte, entre las dudas que surgen entre quienes deben realizarlo se encuentra por ejemplo el si se puede beber agua, si forma parte o no de ese ayuno, así como el qué se hace con la medicación que se toma de forma crónica. En el siguiente artículo una experta nos va a aclarar las principales dudas al respecto.

   "El ayuno antes de una cirugía es muy importante para evitar una complicación potencialmente grave que es la aspiración pulmonar o broncoaspiración", según asegura en una entrevista con Infosalus Patricia Cid Boo, anestesióloga del Hospital de Universitario de Torrejón (Madrid)

   En concreto, detalla que la aspiración pulmonar es el "paso del contenido del estómago a los pulmones". En condiciones normales explica que las personas contamos con unos mecanismos protectores en la garganta que impiden que esto ocurra, si bien con la anestesia general se pierden.

   "Dado que el contenido del estómago es ácido, si llega a los pulmones en estas condiciones puede ser muy dañino. Si esto sucede, el paciente puede necesitar intubación y ventilación mecánica e incluso puede acabar falleciendo", advierte la experta, por lo que insiste que es fundamental ayunar antes de cualquier intervención.

   Así, y entre las principales dudas que surgen en torno al ayuno preoperatorio, la doctora Cid Boo apunta al consumo de agua. Aquí desvela que estar en ayunas significa que tienen que permanecer unas horas sin ingerir "ningún tipo de comida ni de bebida": "Los tiempos mínimos sin comer ni tomar líquidos son 6 horas si se trata de una comida ligera y 8 horas si se trata de comidas abundantes y pesadas. El agua es el único líquido que se puede beber hasta dos horas antes de la operación".

   En cuanto a los medicamentos que se toman de forma crónica, la anestesióloga sostiene que la mayoría de tratamientos crónicos deben de tomarse hasta el día de la cirugía. "Hay algunos medicamentos como anticoagulantes, antiagregantes, algunos fármacos para tratar la diabetes o la hipertensión y otros, que deben suspenderse antes de una operación. El anestesiólogo le explicará al paciente en la consulta de Anestesia cuánto tiempo antes de la cirugía se debe dejar de tomar cada medicamento", precisa.

   Asimismo, la especialista del Hospital de Universitario de Torrejón (Madrid) mantiene que antes de cualquier operación, el paciente pasa una consulta de Anestesia en la que puede resolver todas sus dudas.

   "Nosotros estamos para ayudar al paciente y que acuda a su operación lo más tranquilo posible. Recomendamos que el paciente vaya a la consulta de Anestesia con la medicación habitual que toma anotada y si tienen enfermedades que se siguen en otros centros, que lleve los últimos informes", sentencia.

Contador