Publicado 10/06/2021 10:16CET

Las principales barreras y estándares para alcanzar una atención de calidad en el cáncer de próstata avanzado

El doctor Emilio Ignacio García, responsable de los Proyectos de Investigación de la SECA.
El doctor Emilio Ignacio García, responsable de los Proyectos de Investigación de la SECA. - SECA

MADRID, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Sociedad Española de Calidad Asistencial (SECA), con la participación de las universidades Miguel Hernández de Elche (UMH) y de Cádiz (UCA) y la colaboración de Astellas han elaborado el documento de consenso 'Indicadores y estándares para una atención de calidad a pacientes con cáncer de próstata avanzado', con el objetivo de definir los criterios, estándares de calidad y seguridad clínica para la adecuada atención a este tipo de pacientes oncológicos.

Durante la elaboración de este documento de consenso se identificaron seis hitos clave en el proceso de atención integrada al paciente con cáncer de próstata avanzado: Diagnóstico, Comité de Tumores, Tratamientos y Cuidados, Hospitalización, Hospital de Día y Seguimiento, para, posteriormente, consensuarse 116 criterios y estándares de calidad.

Así, una de las carencias más importantes que destaca el informe es la no existencia de una consulta especializada en cáncer de próstata localizado y la carencia de infraestructuras para el diagnóstico, así como demoras en la realización de las técnicas diagnósticas como gammagrafía ósea, TAC, resonancia magnética o PET PSMA.

La presidenta de la SECA, la doctora Inmaculada Mediavilla, sostiene que "los obstáculos administrativos y burocráticos que pueden interferir en la agilidad de las derivaciones desde atención primaria a atención especializada también pueden representar un hándicap en la atención al paciente con cáncer de próstata avanzado", así como el déficit de recursos humanos para afrontar el conjunto de actividades que deben ser realizadas conforme a las guías.

Asimismo, el responsable de los Proyectos de Investigación de la SECA, el doctor Emilio Ignacio García, destaca los aspectos de diagnóstico y tratamiento, estableciéndose tres posibles vías: diagnóstico de cáncer de próstata metastásico por elevación de los niveles del antígeno prostático específico (PSA), diagnóstico de cáncer de próstata metastásico por recurrencia tras tratamiento del tumor primario y diagnóstico histológico de cáncer de próstata ante la presencia de metástasis (sintomáticas o no) en pruebas de imagen.

"Es fundamental detectar posibles demoras en el diagnóstico, e incumplimientos del tiempo estimado como óptimo, 15 días desde un resultado de niveles de PSA elevado en analítica hasta la realización de la biopsia", explica el doctor.

En este sentido, "es muy importante que haya una enfermera enfocada exclusivamente en el cuidado del paciente con cáncer, ya que esta figura contribuiría también a garantizar los tiempos máximos de diagnóstico", concluye la doctora Mediavilla.

Con respecto al tratamiento del cáncer de próstata avanzado, es fundamental disponer de tratamientos sistémicos (oral o parenteral) mediante nuevas moléculas dirigidas al receptor androgénico, quimioterapia, inmunoterapia, radiofármacos o agentes dirigidos a modular alteraciones genéticas. También es importante el tratamiento radioterápico o quirúrgico dirigido a las metástasis.

En el informe se identifican también barreras significativas relacionadas con la conciliación farmacoterapéutica, como pueden ser la complejidad terapéutica, el no utilizar la misma escala de clasificación de efectos adversos y la utilización de técnicas diagnósticas inadecuadas, entre otras. Además, la identificación precoz de síntomas derivados de cáncer de próstata, la falta de información completa al paciente, así como las recomendaciones para el control de los efectos secundarios son otros de los problemas con las que se encuentran los profesionales sanitarios, concluye el doctor García.

Contador

Para leer más