El primer ensayo de inmunoterapia con linfocitos T en cáncer de mama recibe una beca de un millón de euros de la AECC

Publicado 24/09/2019 15:05:32CET
Aleix Prat y Eva Ciruelos, investigadores del ensayo 'SOLTI-TILs-001'
Aleix Prat y Eva Ciruelos, investigadores del ensayo 'SOLTI-TILs-001' - SOLTI

MADRID, 24 Sep. (EUROPA PRESS) -

El ensayo 'SOLTI-TILs-001', el primero en España que utilizará la terapia celular adoptiva (TCA) con linfocitos T en pacientes con cáncer de mama avanzado triple negativo, ha sido seleccionado por la Fundación Científica de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) para recibir una beca de un millón de euros en un periodo de cinco años.

Este ensayo clínico, que es fruto de la colaboración entre cuatro hospitales y grupos de investigación de Barcelona, Madrid y Pamplona, tratará inicialmente a ocho pacientes, que recibirán una reinfusión de sus propios linfocitos multiplicados en el laboratorio para potenciar su acción contra el tumor. La terapia ya se ha utilizado en otros tumores, pero hasta ahora no se ha probado en tumores de mama.

Esta técnica, que es un tipo de inmunoterapia, consiste en la activación del propio sistema inmunológico (los linfocitos principalmente) de la paciente para conseguir que recuperen su capacidad de ataque contra las células tumorales.

A través de una biopsia del tumor, se extraen los linfocitos de la paciente presentes en el microambiente tumoral y, tras su cultivo en el laboratorio, se expanden hasta obtener varios miles de millones de células. Posteriormente, los linfocitos son reintroducidos a la paciente mediante una transfusión. Una versión de la terapia celular adoptiva, conocida como 'CART19', ha demostrado ser muy eficaz en el tratamiento de otras enfermedades como la leucemia aguda linfoblástica.

Para trasladar estos resultados al tratamiento de tumores sólidos, campo en el que se empieza a evaluar principalmente en melanoma, los investigadores de SOLTI han diseñado este estudio en red. Serán cuatro los hospitales en los que se llevará a cabo: en el Hospital Clínic de Barcelona, liderado por Aleix Prat y Manel Juan; en el Hospital Universitario 12 de octubre de Madrid, liderado por Eva Ciruelos y Luis Álvarez-Vallina; en el Instituto de Oncología Vall d'Hebron y Hospital Universitario Vall d'Hebron de Barcelona, liderado por Cristina Saura, Ana Vivancos y Alena Gros; y en la Clínica Universidad de Navarra, con Marta Santisteban, Sandra Hervás y Juan José Lasarte a la cabeza.

Más allá de ser el primer ensayo clínico académico que utiliza esta técnica personalizada en cáncer de mama en España, la innovación en comparación al resto de ensayos abiertos a nivel mundial es que seleccionarán las pacientes en base a un biomarcador que ha demostrado recientemente ser consistente: la proteína PD1.

"Estamos delante de un concepto de medicina personalizada y de precisión: utilizaremos las propias células de cada paciente y, a la vez, trataremos sólo a aquellas que presenten el biomarcador PD1, que hemos demostrado que es de utilidad en la clínica", ha asegurado Aleix Prat, investigador principal del proyecto, en la recogida del premio que da acceso a esta financiación, y que se ha producido con motivo del Día Internacional de la Investigación del Cáncer.

DIRIGIDO AL CÁNCER DE MAMA MÁS AGRESIVO

Este ensayo está dirigido a pacientes con cáncer de mama avanzado del subtipo triple-negativo, un grupo que presenta la variante más agresiva de la enfermedad y que suele afectar a pacientes jóvenes. "Para la enfermedad triple-negativa no disponemos actualmente de ninguna terapia dirigida que haya demostrado elevada eficacia más allá de la quimioterapia", ha recordado el investigador.

El proyecto tendrá una duración de 5 años y está previsto que incluya hasta un máximo de 20 pacientes. Gracias a la ayuda recibida de la Fundación Científica de la AECC, el estudio puede iniciarse con las primeras ocho pacientes. SOLTI será el encargado de centralizar todo el desarrollo: en una primera fase, se harán las gestiones con las agencias reguladoras y se prevé poder incluir a la primera paciente en el segundo semestre del 2020.

"Durante los dos años siguientes, se realizará el tratamiento en paralelo a la obtención y análisis de los resultados, que esperamos que nos permitan ir tomando decisiones y, según los resultados, seguir expandiendo el ensayo para poder tratar a más pacientes. Para ello, es imprescindible seguir buscando financiación y poder contar con el máximo apoyo posible, ya que se trata de una investigación exclusivamente académica, liderada desde un grupo cooperativo sin ánimo de lucro como es SOLTI", ha comentado la directora científica de SOLTI, Patricia Villagrasa.

Para leer más