Publicado 21/07/2020 8:19:34 +02:00CET

Preocupaciones sexuales masculinas: cambios tras una década de la llegada de la 'Viagra'

Hombre en la consulta del médico, urólogo, disfunción eréctil
Hombre en la consulta del médico, urólogo, disfunción eréctil - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / PORNPAK KHUNATORN

MADRID, 21 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los científicos han advertido de que se ha producido un cambio en por qué los hombres buscan ayuda por problemas sexuales, con menos hombres quejándose de impotencia o disfunción eréctil y eyaculación precoz, y más hombres, especialmente los más jóvenes, quejándose de bajo deseo sexual y curvatura del pene, la enfermedad de Peyronie.

El director de la investigación, el doctor Paolo Capogrosso, del Hospital San Raffaele de Milán (Italia) ha explicado, en la presentación de su trabajo en el Congreso virtual de la Asociación Europea de Urología, que "durante un período de 10 años, hemos visto un cambio real en lo que concierne a los hombres cuando asisten a clínicas de salud sexual. Esto es probablemente impulsado por una mayor apertura, y los hombres ahora aceptan que muchos problemas sexuales pueden ser tratados, en lugar de ser algo de lo no quieran hablar".

El éxito de los tratamientos para la disfunción eréctil como 'Viagra' y 'Cialis', y la disponibilidad de nuevos tratamientos, significa que los hombres con problemas sexuales ahora tienen tratamientos para problemas sexuales que no estaban disponibles hace una generación. Ahora los investigadores del Hospital San Raffaele de Milán han estudiado por qué los hombres acuden a clínicas de salud sexual y cómo esto ha cambiado en un período de 10 años.

En lo que se cree que es la primera investigación de este tipo, los científicos interrogaron a 3.244 visitantes masculinos a la Clínica de Salud Sexual del Hospital San Raffaele en Milán durante un período de 10 años (2009 a 2019), y clasificaron el motivo principal de la visita. Descubrieron que el número de pacientes que visitaban con problemas de disfunción eréctil aumentó de 2009 a 2013, y luego comenzaron a disminuir.

Comparativamente, hubo pocos pacientes que se quejaron de bajo deseo sexual o enfermedad de Peyronie en 2009, pero las quejas sobre ambas condiciones crecen desde 2009 hasta el final del estudio. En 2019, los hombres tenían alrededor de un 30% más de probabilidades de informar la enfermedad de Peyronie que en 2009, y alrededor de un 32% más de probabilidades de informar un bajo deseo sexual.

La cantidad de hombres que se quejan de eyaculación precoz se redujo en alrededor del 6% durante el período de 10 años. La edad promedio de la primera asistencia a la clínica también se redujo, de una media de 61 a 53 años.

"La disfunción eréctil sigue siendo la razón principal para asistir a la clínica, pero este número está disminuyendo, mientras que alrededor del 35% de los hombres que acuden a la clínica ahora se quejan de la enfermedad de Peyronie, y ese número ha mostrado un crecimiento constante --destaca Paolo Capogrosso--. Nuestros pacientes también se están volviendo más jóvenes, lo que puede reflejar un cambio generacional en la actitud ante los problemas sexuales".

El experto advierte de la necesidad de ser claros sobre lo que significan estas cifras. "No indican ningún cambio en la prevalencia de estas condiciones, lo que muestran es por qué los hombres vinieron a la clínica. En otras palabras, muestra lo que les preocupa --puntualiza--. Es probable que los cambios también reflejen la disponibilidad de tratamientos; como en los últimos años se han hecho disponibles tratamientos para afecciones sexuales, es menos probable que los hombres sufran en silencio".

Estos son resultados de un solo centro, por lo que deben ser confirmados por estudios más inclusivos. "Sin embargo, parece haber una creciente conciencia de condiciones como la enfermedad de Peyronie, con artículos que aparecen en la prensa", apunta Capogrosso.

Contador