Actualizado 18/02/2010 15:05 CET

El PP reabre en el Congreso el debate de la prescripción médica de la píldora postcoital

MADRID, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Parlamentario Popular ha presentado una Proposición no de Ley para volver a establecer la prescripción médica como condición necesaria para la dispensación de la píldora postcoital, para su debate en la Comisión de Sanidad, Política Social y Consumo del Congreso de los Diputados.

Al amparo de lo dispuesto en el artículo 193 y siguientes del Reglamento de la Cámara, solicita que se adopte, "a la mayor brevedad posible", las medidas necesarias para volver a establecer la prescripción médica, atendiendo a los informes de las sociedades científicas y profesionales implicadas en la prescripción y dispensación y lo establecido en Ley 29/2006, de 26 de julio, de garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios.

No obstante, en caso de no salir adelante esta petición, solicita que se establezcan "las debidas garantías de farmacovigilancia, control y evaluación de reacciones adversas, de forma periódica y en relación con los acreditados efectos secundarios que el compuesto puede producir".

Esta petición se sustenta sobre el rechazo de los principales colectivos afectados --sanitarios y farmacéuticos--, manifestado tras la aprobación por parte del Ministerio de Sanidad y Política Social de su venta libre en farmacias.

"La reacción de estos dos colectivos profesionales no debe sorprender si tenemos en cuenta que los prospectos de las dos marcas de píldora postcoital que se venden en España, citan como posibles efectos adversos frecuentes o muy frecuentes, mareos, cefaleas, náuseas, dolores abdominales, hemorragias no relacionadas con la menstruación, diarrea o vómitos", señala.

Aunque, a su juicio, es más preocupante aún que la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios advierta de riesgos adicionales para la salud por el uso no adecuado de la píldora postcoital.

Ante estas informaciones, así como por el aumento de las ventas, "cercano al 300 por cien en las ventas de estos medicamentos", que despierta para el PP las alertas acerca del "enorme riesgo que esta medida podría tener para la salud de las consumidoras, especialmente de las menores de edad", concluye que "resulta de vital importancia volver a regular la venta de este medicamento bajo prescripción médica".