PP: El mejor abrazo que se le puede dar a Valdecilla es dejar de torpedear el proyecto

Actualizado 07/10/2014 9:41:09 CET
EUROPA PRESS

Van den Eynde asegura que es "incierto" que los ciudadanos tengan "miedo" a que Valdecilla se privatice

SANTANDER, 11 Nov. (EUROPA PRESS) -

El PP ha asegurado que el carácter público de Valdecilla está "blindado" durante, "al menos", los próximos 20 años, y "gobierne quien gobierne", con el contrato de colaboración público privada impulsado por el Gobierno de Cantabria (PP) y ha opinado que "el mejor 'abrazo' que se le puede dar a este hospital es "dejar de torpedear el proyecto".

Así lo ha afirmado en un comunicado el portavoz del PP en el Parlamento de Cantabria, Eduardo Van den Eynde, quien ha hecho así alusión al 'abrazo' a Valdecilla convocado por la Plataforma Cantabria por lo Público y Sin Recortes.

"Cuando las manifestaciones reales fracasan hay que conformarse con las simbólicas", ha sentenciado Van den Eynde, quien ha opinado que es "incierto" que los ciudadanos tengan "miedo" a que Valdecilla se privatice como asegura la Plataforma convocante del acto celebrado este sábado.

En este sentido, ha considerado "muy probable" que, de seguir así, "empiece a existir indignación ciudadana contra los que están tratando de manipular la realidad del hospital".

LA ADJUDICACIÓN PROVISIONAL, "UN PASO MÁS" PARA VALDECILLA

El 'popular' ha defendido que la adjudicación provisional a la empresa Ferrovial-Siec del contrato para finalizar las obras de Valdecilla supone "una excelente noticia" para los cántabros, pues están ya "un paso más cerca" de volver a ver el hospital "en pleno funcionamiento".

"Hoy la realidad de la definitiva terminación de Valdecilla es incontestable y si para alguien hoy resulta un día negro es para todos aquellos que quieren impedir que nuestro hospital se termine en esta legislatura", ha opinado Van den Eynde en respuesta a las críticas de los partidos de la oposición a la propuesta de adjudicación provisional.

En opinión del portavoz parlamentario del PP que se insista en decir que en Cantabria se está privatizando la sanidad es "burlarse de la inteligencia de los cántabros".

En este sentido, ha recalcado que el procedimiento administrativo impulsado por el actual Gobierno regional (PP) para cumplir su compromiso de terminar de manera definitiva la obra del Hospital en el año 2015 "blinda" el carácter público de Valdecilla y las condiciones de personal durante los próximos 20 años, "gobierne quien gobierne".

"Valdecilla es hoy servicio sanitario público y lo seguirá siendo al menos en los próximos 20 años gracias a este contrato de colaboración público-privada", ha insistido Van den Eynde.

Así, ha señalado que lo que incluye el contrato, además de contemplar las obras de finalización del hospital, es la gestión de doce servicios no clínicos que actualmente están externalizados en más de 40 contratos individuales por los que se están pagando 28 millones de euros al año.

El portavoz del PP ha afirmado que si para socialistas y regionalistas esto resulta una "mala noticia" es porque "se hace aún más evidente el fracaso" del bipartito con Valdecilla.

Así, ha vuelto a insistir en que el anterior Gobierno regional (PRC-PSOE) "no fue capaz" de terminar unas obras que --ha dicho--tenían que haber concluido en 2007 y acumuló un desfase de 200 millones de euros y no consiguió "un euro" de financiación estatal para ello.

Asimismo, ha acusado a la oposición de generar "desconcierto" en los ciudadanos al "confundir", a su juicio, dos procesos distintos como son la ejecución de las obras y la financiación estatal de Valdecilla.

Según ha señalado, el contrato de colaboración público-privada "desvincula" ambos procesos de forma que en 2014 se va a ejecutar "mucho más" de los 28 millones de euros que el Estado ha consignado para el hospital en los Presupuestos Generales del Estado para 2014.

El portavoz parlamentario del PP ha considerado que "el mejor juez" de la realidad de Valdecilla será el tiempo y ha asegurado que los ciudadanos podrán comprobar "en muy poco tiempo que no hay más sustento en las críticas al contrato para terminar Valdecilla que una manipulación partidista".