Podólogos advierten de perjuicios de los estudios de la pisada realizados por personas ajenas a la profesión

Pies, pisada
PIXABAY
Actualizado 14/12/2017 18:22:06 CET

SEVILLA, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Colegio de Podólogos de Andalucía ha advertido este jueves de los perjuicios que pueden causar los estudios de la pisada realizados por parte de personas ajenas a la Podología, ya que "aumentan las lesiones y dolores de pies".

De esta manera, "un mal diagnóstico por estudios de la pisada a cargo de personas no competentes para ello es uno de los motivos por los que las consultas de podólogos han visto incrementar en los últimos años el número de pacientes con lesiones y dolores en las extremidades inferiores", según afirma la entidad colegial en una nota.

En esa línea, y con motivo de estas fechas de regalos, donde el calzado deportivo es una de las opciones de compra, el Colegio de Podólogos de Andalucía defiende que son "los profesionales competentes y con el conocimiento sanitario adecuado para realizar estudios de la pisada y la posterior recomendación en el uso del calzado".

"La proliferación de establecimientos deportivos que realizan pruebas de la pisada sin contar con los podólogos y, por tanto, sin rigor profesional, que incluso llegan a prescribir tipo de calzado y plantillas prefabricadas, supone un riesgo para la salud", afirma el Colegio Profesional de Podólogos de Andalucía.

El presidente de esta entidad, Jorge Barnés, explica que el estudio de la pisada incluye una exploración articular y muscular, el uso de una plataforma de presiones y la observación de la forma de caminar. "Con todo ello, el podólogo obtiene un informe detallado con el que recomendará cambios en la rutina, modificaciones en el calzado y, en caso de ser necesario, plantillas o soportes plantares a medida totalmente personalizados y adaptados al pie para tratar o evitar las lesiones", ha abundado.

"La prueba de la pisada no sólo es aconsejable para practicar deporte, también para personas que sufran dolencias o alguna lesión, y además va mucho más allá de detectar a un supinador, pronador o neutro", ha añadido el presidente del Colegio Profesional de Podólogos de Andalucía, que ha insistido en que "la realización de estos estudios requiere de conocimientos específicos en anatomía, patología o identificación de patrones anormales de marcha, entre otros, con los que contamos los podólogos".

Según un estudio encargado por el Consejo General de Colegios Oficiales de Podólogos, del que forma parte el Colegio andaluz, a la Sociedad Española de Biomecánica y Ortopodología (Sebior), la prescripción de un tipo de calzado, si no se ajusta a un diagnóstico biomecánico certero, contribuirá a la aparición de lesiones o al empeoramiento de alteraciones ya existentes.

Este mismo estudio, que revela el "preocupante" dato de que el 30,2 por ciento de los atletas participantes en el último maratón de Madrid realizó su prueba de la pisada en una tienda deportiva, destaca también que la prescripción adecuada de plantillas o soportes plantares requiere un exhaustivo estudio biomecánico y de presiones plantares, estático y dinámico, que lleve a un diagnóstico adecuado. "Estamos hablando de personas que corren habitualmente y con un nivel medio alto por lo que el dato es preocupante", ha explicado el presidente.

UN CALZADO PARA CADA DISCIPLINA DEPORTIVA

El Colegio Profesional de Podólogos de Andalucía también advierte de que cada disciplina deportiva dispone de un tipo de calzado especializado para la misma para cuidar la salud del pie. Disponen de la rigidez, el dibujo de la suela, la puntera y los materiales específicos para ello, entre otros aspectos, según detallan, al tiempo que subrayan que utilizar el calzado adecuado en cada caso previa visita al podólogo evita lesiones y dolencias.

El Colegio de los podólogos andaluces mantiene una estrategia de actividades "encaminadas a sensibilizar a la ciudadanía sobre las funciones del podólogo y sobre la importancia de la prevención y la salud del pie, que repercute sobre el estado general del organismo".

En este sentido, el colegio profesional divulga que los podólogos son los únicos profesionales sanitarios especializados en el pie. El podólogo es el facultativo universitario encargado de la prevención, diagnóstico y tratamiento de las alteraciones y enfermedades de los pies, incluida la intervención quirúrgica, según recuerda la entidad, desde donde advierten de que "poner los pies en manos de personas no tituladas ni capacitadas para el ejercicio reglado de la profesión es poner en riesgo la salud".

Actualmente forman parte del Colegio alrededor de 2.000 profesionales en Andalucía, comunidad autónoma que cuenta con dos facultades que imparten el Grado en Podología, en Málaga y Sevilla, "referente del sector en Europa por su apuesta en innovación e investigación".