El plasma rico en plaquetas no reduce el riesgo de una segunda operación de ligamento cruzado anterior, según un estudio

Publicado 12/07/2019 16:31:35CET
Rodilla
Rodilla - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / BUSRACAVUS - Archivo

MADRID, 12 Jul. (EUROPA PRESS) -

La terapia de plasma rico en plaquetas (PRP) puede reducir el riesgo de un segundo fallo del menisco después de la operación, pero no protege a los pacientes que se han sometido a cirugía para reparar un ligamento cruzado anterior (LCA), según una investigación presentada en la reunión anual de la American Orthopedic Society of Sports Medicine.

Esta intervención consiste en la extracción de sangre del paciente, que luego se centrifuga para obtener una suspensión concentrada de plaquetas. Después, se somete a un proceso de centrifugación de dos etapas para separar los componentes sólidos y líquidos de la sangre anticoagulada. El PRP debe su uso terapéutico a los factores de crecimiento liberados por las plaquetas, que poseen múltiples propiedades regenerativas.

Los investigadores de la Universidad Estatal de Ohio en Columbus (Estados Unidos) buscaron determinar si el PRP intraoperatorio afecta el riesgo de fracaso de la reparación del menisco y si el efecto del PRP sobre el riesgo de fracaso del menisco está influenciado por el estado de reconstrucción del LCA o por la preparación del PRP.

Los investigadores asignaron al azar a 550 pacientes en dos grupos principales: aquellos que se sometieron a cirugía de reparación de meniscos con PRP y los que no recibieron terapia de PRP. Los pacientes con reconstrucción concurrente del LCA fueron evaluados para la reparación del menisco dentro de los tres años.

Los pacientes que no recibieron terapia de PRP experimentaron una tasa de fracaso del menisco de 17 por ciento, mientras que los que recibieron PRP tuvieron una tasa de fracaso del 14,7 por ciento. El efecto de la PRP sobre el riesgo de fracaso del menisco dependía del estado de la lesión del LCA; aquellos que solo tenían un LCA se asociaron con un menor riesgo de fracaso, pero aquellos con cirugía de LCA, la PRP no se asoció con un menor riesgo de fracaso.

"Las preparaciones de PRP utilizadas en el estudio tuvieron un efecto protector sustancial sobre el riesgo de fracaso aislado de la reparación del menisco durante tres años. En la reconstrucción concomitante del LCA, el PRP intraoperatorio no reduce el riesgo de fracaso de la reparación del menisco", explican los investigadores.