Publicado 01/03/2021 15:03CET

Los peligros de buscar un donante de semen a través de un chat

Secuenciador
Secuenciador - INSTITUTO BERNABEU

MADRID, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

Expertos del Grupo Instituto Bernabeu han advertido de los peligros de buscar un donante de semen a través de un chat, después de que se haya popularizado buscar donante por Internet y anuncios de hombres
que se ofrecen a dar su esperma.

Y es que, tal y como han señalado, son "muy pocos" los aspirantes a ser donantes de semen en sus clínicas que superan los exigentes exámenes de salud y psicológicos para que su donación pueda incorporarse al banco de semen. Y ello porque, advierten, es necesario tener una gran rigurosidad en un proceso de tanta importancia como la concepción de una nueva vida.

De hecho, apenas el nueve por ciento de todos los hombres de entre 18 y 35 años que se ofrecen a dar su esperma, según los datos recopilados durante el primer trimestre de 2019 entre 500 aspirantes, fueron aceptados finalmente para formar parte del programa de donantes.

Cuando se recurre a la medicina reproductiva para tener un hijo sin pareja la mujer no podrá conocer nada sobre su donante, pero tiene muchas garantías. En este sentido, en el Instituto Bernabeu, según aseguran, se guarda su ADN durante dos décadas, en el caso de que surja alguna situación que requiera estudios genéticos.

A las características fenotípicas básicas de raza, complexión, color de piel, de pelo, de ojos o el tipo de pelo se suman otros análisis más profundos, como la revisión del historial médico personal y familiar.
Es una primera fase en la que se descartan enfermedades psiquiátricas o neurológicas; también congénitas; endocrinas y digestivas; oncológicas; y, entre otras también oftalmológicas.

A la vez, se realiza un análisis de la calidad seminal, en los últimos años ha caído considerablemente la calidad del semen según los criterios de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Los hábitos de vida más estresantes y sedentarios, la alimentación, la exposición a tóxicos, fumar o el consumo de estupefacientes están detrás de buena parte de esa pérdida de calidad.

La clínica realiza a los aspirantes que superan el primer control una evaluación personal, social y psicológica que realiza una psicóloga clínica. Se descartan las enfermedades de transmisión sexual, especialmente la que tienen una implicación en la fertilidad y a la vez, se hace un análisis genético de enfermedades.

Actualmente y a través de la tecnología de la secuenciación masiva la clínica realiza el test de compatibilidad genética (TCG) para detectar las 2.500 enfermedades hereditarias más graves que se pueden transmitir a la descendencia.