Publicado 21/10/2020 14:40CET

Los pediatras recomiendan cuidar el calzado de los menores para un correcto desarrollo articular

Zapatos de bebé, niño, nacimiento, hijo, hijos, familia
Zapatos de bebé, niño, nacimiento, hijo, hijos, familia - PIXABAY - Archivo

MADRID, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los pediatras de atención primaria, convocados de forma telemática en el Congreso de la Sociedad de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (SEPEAP), han profundizado en los problemas articulares de los menores y en la necesidad de combatirlos mediante un correcto uso del calzado y otros elementos para asegurarse el correcto desarrollo y formación articular de los menores.

La podóloga Carla Ebri ha recordado la necesidad de escoger un calzado adecuado para los niños para evitar muchos de los problemas que se encuentran los pediatras y las familias. "Uno de los problemas que nos encontramos en las consultas son los niños que nos aparecen con problemas articulares en los pies. Muchos de esos problemas se deben al calzado que llevan", ha señalado.

Así, ha afirmado que un buen calzado para el niño "debe ser ligero, transpirable, con buena sujeción y que no inmovilice el tobillo, así como flexible en la articulación metatarsiana/falángica". Esto no sucede en todo el calzado de los menores, por lo que ha puesto el acento en determinados modelos.

"Se debe evitar calzado con suela adducta (Con curvatura en su base), también es importante combatir las plataformas, pues por la altura impiden que el menor realice el movimiento de la marcha de forma correcta; otro de los calzados problemáticos serían las manoletinas o bailarinas, un calzado que no recoge el pie y obliga a mantenerlo mediante presión en la parte delantera", ha reflexionado.

El ortopeda y pediatra José Ricardo Ebri ha mencionado también la necesidad de enseñar a los menores a usar correctamente las mochilas. "La espalda es el lugar adecuado para llevar peso por parte del ser humano, pero las mochilas deben llevarse correctamente para que no dañen la espalda", ha apuntado, indicando que para llevar correctamente la mochila no debe llevarse descolgada, sino bien pegada al cuerpo por encima de la zona lumbar.