Publicado 17/10/2019 13:32:05 +02:00CET

Pediatras aconsejan a los nacidos después de 1970 que revisen su vacunación contra el sarampión

Niño con sarampión
Niño con sarampión - FLICKR/DAVE HAYGARTH - Archivo

MADRID, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los integrantes de la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (SEPEAP), reunidos en Toledo en su 33 Congreso, han recomendado que todos los nacidos después de 1970 revisen su vacunación contra el sarampión para asegurarse de que estar inmunizados correctamente y que dispongan al menos de dos dosis de vacuna triple vírica.

Además, han advertido de que hay que tener en cuenta que si la vacunación se produjo antes del primer año de edad el niño estuvo protegido durante ese tiempo, pero todavía carecía de memoria inmunológica -generada al año de edad-, por lo que la persona volvería a necesitar dos dosis de vacunación en lugar de una más. "Especial atención deben prestar las mujeres que pudieron ser vacunadas de rubeola, porque están protegidas contra esa enfermedad, pero no cuenta como segunda dosis para el sarampión", han señalado.

Asimismo, han recordado que se trata de una enfermedad que casi estuvo erradicada en el año 2000 y que ha vuelto a resurgir en Europa, con la aparición de más casos en el primer semestre de 2019 que en los últimos veinte años. En tan solo dos meses, enero y febrero de este año, el continente ya contó con 34.000 casos de sarampión. "Las políticas de vacunación insuficientes y el auge de los movimientos antivacunas han contribuido a esta reactivación", han lamentado los expertos.

En España la enfermedad no tiene mucha incidencia gracias a los programas de vacunación, pero en 2019, hasta el mes de mayo, sumó 165 casos, una cifra superior a la global del año pasado, con 138 enfermos de sarampión. Castilla La Mancha es la segunda comunidad con más incidencia de esta enfermedad después de Cataluña, según los datos del Instituto de Salud Carlos III, centro nacional de epidemiología. Las cifras mundiales son especialmente preocupantes. En los siete primeros meses de 2019 se registraron 370.000 casos.

El sarampión es una enfermedad grave, altamente contagiosa, con severas complicaciones agudas y otras muy graves que pueden aparecer hasta 20 años después. Afecta de forma grave a las defensas del niño, pero sobre todo de la embarazada, que se encuentra más vulnerable ante otro tipo de infecciones.

El sarampión es muy contagioso, más que el ébola, la tuberculosis o la gripe. Una persona puede contraer el virus hasta dos horas después de que el portador haya salido de una habitación. Se propaga a través del aire e infecta el tracto respiratorio, poniendo potencialmente pudiendo contagiar a toda persona no protegida y poniendo en peligro la vida de los niños desnutridos o de los bebés que son demasiado pequeños para ser vacunados. Una vez que se produce la infección, no existe un tratamiento específico para el sarampión, por lo que la vacunación es una herramienta fundamental, con una eficacia de la vacuna entre un 95 y 98%.