¿Qué papel tienen los profesionales en formar a los pacientes? ¿Deberían 'prescribir' webs fiables?

Publicado 03/12/2019 15:37:46CET
Médico utilizando una tablet digital. Salud Mobile. MHealth
Médico utilizando una tablet digital. Salud Mobile. MHealth - GETTY - Archivo

MADRID, 3 Dic. (EUROPA PRESS) -

El jefe del Departamento de Endocrinología y Nutrición Clínica de los hospitales universitarios Quirónsalud Madrid, Rúber Juan Bravo y San José, Esteban Jódar Gimeno, ha reconocido que los médicos carecen de algunas habilidades para la formación de pacientes en el control y manejo de la diabetes.

"La formación de los médicos en España es excepcional, pero no estamos formados en técnicas de negociación, para observar por ejemplo cuándo un paciente miente, ni tenemos muchas habilidades en formación de pacientes. Por eso son un filón las escuelas de pacientes, ya que tienen un valor añadido", ha señalado el doctor durante la jornada 'Empoderamiento en diabetes: un prisma de visiones, un consenso necesario', organizada por el Grupo Clínico y Traslacional en Diabetes (Grupo CTD) y la Asociación Nacional de Informadores de la Salud (ANIS).

En el mismo sentido, el doctor Pablo Miramontes, adjunto en el Servicio de Medicina Interna del Hospital Clínico de Valladolid, ha reivindicado que la formación médica es "muy alta", aunque ha puntualizado que "es verdad que hay algún déficit de cómo formar a los pacientes". "Tenemos que saber cómo llegar a ellos. Podemos mejorar en este aspecto, pero tampoco es algo para lo que se nos ha enseñado. Además, tampoco tenemos mucho tiempo de formar a los pacientes en nuestras consultas", ha argumentado.

El experto ha añadido que los profesionales también podrían ayudar a incrementar el nivel de experiencia de los pacientes recomendándoles "información de referencia" que puedan consultar una vez salgan de sus clínicas. "El 95 por ciento de la información sanitaria en Internet no está contrastada. Por eso, deberíamos dar a los pacientes información científicamente fiable. Nosotros lamentablemente raramente recomendadmos, no es algo que tengamos en la cabeza", ha asumido.

Miramontes ha apostillado que, además, "hay pacientes que se fían más de Internet" que de los propios médicos, lo que en algunas ocasiones lleva a que abandonen tratamientos recetados y avalados científicamente, por otros remedios caseros que encuentran 'on line'. "Algunos llegan a pensar que esas terapias en Internet son buenas para ellos", ha advertido el especialista, también miembro del Instituto de Investigación Biomédica de Salamanca (IBSAL).

A este respecto, el doctor Jódar Gimeno ha insistido en la importancia de que los profesionales sanitarios tengan presencia en las redes sociales para combatir esas 'fake news'. "Hay que estar en las redes, porque los malos ya están", ha recordado, insistiendo en que pueden ser una oportunidad para llegar a más ciudadanos y, así, que encuentren información veraz, contrastada y aportada por los expertos en la Medicina.

EL ROL DE LOS DIABÉTICOS EN LA INVESTIGACIÓN

Sobre la participación de los pacientes diabéticos en la investigación, el doctor Miramontes ha criticado que el sistema sanitario "no está preparado para que el paciente entre en la investigación", y que esta situación se circunscribe únicamente a "solo cuando participa en un ensayo clínico". "Culturalmente estamos muy lejos de Estados Unidos, por ejemplo", ha lamentado.

A continuación, Daniel Royo, paciente con diabetes tipo 1 y técnico de gestión en el Servicio de Atención y Comunicación con el Paicente de la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública de la Comunidad Valenciana, ha asegurado que el rol del paciente en la investigación "se caracteriza por el 'pagafantismo'". "Te invitan a probar algo cuando ya está hecho. Si la investigación fuera para el paciente tendría que contar con ellos antes de esa fase", ha reflexionado.

El doctor Jódar Gimeno, también profesor de Endocrinología en la Universidad Europea de Madrid (UEM), ha agregado que, en la actualidad, muchos ensayos clínicos de fármacos en diabetes buscan "datos objetivos para conseguir su aprobación", pero "no suelen estudiar la calidad de vida de los pacientes". "Eso lo deberíamos mirar", ha comentado.

Contador

Para leer más