Publicado 12/05/2021 14:42CET

La pandemia ha retrasado la búsqueda de ayuda médica por síntomas de cáncer

Archivo - Imagen de recurso de una consulta médica.
Archivo - Imagen de recurso de una consulta médica. - SANITAS - Archivo

   MADRID, 12 May. (EUROPA PRESS) -

   La pandemia por COVID-19 ha provocado que se espere más tiempo antes de buscar ayuda médica por síntomas de cáncer, según un estudio del CIBER de Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP) publicado en el British 'Journal of Cancer'.

   En concreto, el trabajo ha alertado del aumento preocupante de los tiempos de espera, lo que podría tener impacto en retrasos significativos en el diagnóstico y tratamiento del cáncer, con estadios de la enfermedad más avanzados y con graves implicaciones en la supervivencia y calidad de vida de los pacientes.

   Este estudio, dirigido por el grupo de María José Sánchez en la Escuela Andaluza de Salud Pública y en el Instituto de Investigación Biosanitaria de Granada, en colaboración con el de la directora científica del CIBERESP Marina Pollán en el Centro Nacional de Epidemiología, ha utilizado el 'Oncobarómetro 2020' de la Asociación Española contra el Cáncer, que ha realizado dos olas, pre y post coronavirus (en marzo y septiembre de 2020).

   En concreto, a los encuestados se les preguntó cuánto tardarían en acudir a su médico desde que detectaran por primera vez cada uno de los 13 potenciales síntomas de cáncer. Aunque las respuestas indicaron reacciones generalmente rápidas, se observó un claro aumento en los tiempos de espera que estiman los encuestados antes de ponerse en contacto con el sistema de salud en la ola 'Post-coronavirus" para 12 de los 13 síntomas.

   "Observamos incrementos importantes en los tiempos de consulta para los síntomas descritos como 'cualquier cambio en el pecho' y 'sangrado sin explicación aparente', que son claras señales de alarma para dos de los tres cánceres más frecuentes en la población española, cáncer de mama en mujeres y cáncer colon-recto en ambos sexos. Asimismo, el único síntoma para el que no se observó un aumento del tiempo de espera fue la 'tos o ronquera persistente', al ser un síntoma también asociado con la COVID-19", ha detallado la investigadora postdoctoral del CIBERESP y primera firmante del estudio.

   Igualmente se observó un incremento importante en el número de barreras percibidas por las personas a la hora de buscar atención médica en la ola 'Post-coronavirus', comparado con la 'Pre-coronavirus'. Aunque pocas personas mencionaron el coronavirus como una barrera, se observaron incrementos significativos en el número de personas que reportaron miedo por lo que podría encontrar el médico y preocupación por hacer perder el tiempo al médico.

   Estos resultados sugieren un incremento general, tanto en la preocupación sobre la salud, como en la percepción de que el tiempo del personal médico es muy valioso, y hay que consultar solo si está bien justificado.

MUJERES Y MAYORES DE 65 AÑOS, LAS PERSONAS MÁS AFECTADAS

   Los cambios en los tiempos de espera y las barreras percibidas no fueron iguales en todos los grupos sociodemográficos estudiados. Las mujeres y las personas mayores (sobre todo mayores de 65 años) han sido las más afectadas.

   Al respecto, la jefa de grupo del CIBERESP y última firmante del estudio, María José Sánchez, ha comentado que los resultados evidencian una "necesidad urgente" de intervenciones o campañas informativas que animen a las personas a consultar a sus médicos si experimentan síntomas que podrían indicar cáncer y que aborden las barreras percibidas, especialmente entre las mujeres y las personas mayores, que se han visto más afectados por la pandemia".

   Precisamente, un estudio reciente de 37 centros sanitarios en toda España mostró que el número de nuevos pacientes con cáncer disminuyó en un 21 por ciento durante la primera ola pandémica (marzo-junio de 2020) en comparación con el mismo período en 2019.

Para leer más