Publicado 08/09/2020 12:01:38 +02:00CET

La pandemia no ha provocado una "avalancha" de depresiones ni trastornos mentales

Hombre mayor mirando por la ventana. Coronavirus, Covid-19
Hombre mayor mirando por la ventana. Coronavirus, Covid-19 - VLADA_MAESTRO - Archivo

   MADRID, 8 Sep. (EUROPA PRESS) -

   El psiquiatra de la Red de Salud Mental de Álava, Pedro Sánchez, ha asegurado, durante la apertura del XXVIII Curso Nacional de Actualización en Psiquiatría, que la pandemia del Covid-19 no ha provocado una "avalancha" de depresiones ni otros trastornos mentales afectivos como se auguraba.

   Durante los primeros meses de expansión de la Covid-19, a nivel internacional, muchos psiquiatras adelantaban una especie de epidemia de trastornos mentales tipo depresión, ansiedad, toxicomanías e incluso estrés postraumático, pero no ha sido así, al menos en España.

   "Cada país tiene su realidad, recursos y elementos culturales propios que determinan una forma única por parte de su población para hacer frente a un elemento estresante. Y en el caso de España, en las consultas de Psiquiatría no ha sucedido la epidemia de problemas mentales que estaba prevista", ha dicho.

   En este contexto, el doctor ha explicado que hay que hay que distinguir entre un trastorno mental estricto (como puede ser la depresión) y síntomas menores como estar nervioso, tener insomnio, estar muy preocupado, perder el apetito o incrementarlo, que sí han surgido o están surgiendo en muchas personas durante la pandemia de la Covid-19.

   "Todos, en esta situación de incertidumbre hemos tenido mucho miedo, pero esto no quiere decir tengamos una enfermedad mental como la depresión y que requiramos de una intervención médica ni especializada. Es un fenómeno adaptativo del ser humano. Desde la salud hacia una amenaza", ha aseverado.

   De hecho, prosigue, una de las cuestiones que nos ha sorprendido a los psiquiatras es la resilencia (capacidad que tiene una persona para superar circunstancias traumáticas) que ha mostrado la población en general porque lo han pasado muy mal y están aguantando muy bien.

   En contexto, el experto ha insistido que no ha habido una avalancha de personas que hayan manifestado que esta situación no la podían aguantar. "Incluso hemos visto lo contrario. Hemos visto menos demanda en algunos casos, vinculados al miedo, ya que la gente prefería quedarse en casa y aguantar. Ha habido una sensación de aguante estoico", ha apostillado.

   En este sentido, Sánchez ha aclarado que la cuestión es saber cuándo esa preocupación, tristeza o nerviosismo se pasa de la raya. "Uno tiene que analizar cuando esa situación le impide hacer una vida normal. Es decir, cuando ve que no maneja bien su relación pareja, su capacidad de responder a las exigencias del medio laboral o la gestión de su vida. Estos ejemplos sí puede ser señal de que quizás necesitamos ayuda", ha explicado.

   Respecto a pacientes con enfermedad mental, el doctor ha asegurado que personas a las que se podrían poner nombres y apellidos y tienen enfermedades tan graves como esquizofrenia o depresión también han aguantado y están bien.

   Finalmente, Sánchez ha evidenciado que la Covid-19 ya ha cambiado la relación medico paciente. "Es decir, telepsiquiatría o teleendocrinología comienzan a ser ya una realidad. Hasta ahora todos entendíamos que la manera de relación entre un médico y un paciente era la relación personal y con un contacto físico con la exploración. La Covid-19 ha demostrado que se puede hacer Medicina en algunos casos a través del teléfono o videoconferencia. Es algo que está transformando la Medicina y la oferta de servicios sanitarios a la población general. Es algo sorprendente, pero es algo que estamos viendo rápidamente y está siendo un terremoto en la Medicina", ha concluido.

Contador