Publicado 17/09/2020 13:55:22 +02:00CET

La pandemia ha alterado "gravemente" la atención aguda de los pacientes con ictus

Doctor tocando la pantalla de imagen de cerebro de TC en sala de trabajo, ictus.
Doctor tocando la pantalla de imagen de cerebro de TC en sala de trabajo, ictus. - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / ANGKHAN - Archivo

   MADRID, 17 Sep. (EUROPA PRESS) -

   Profesionales de Neurología han puesto de manifiesto en el 'I Congreso Nacional COVID19' las principales consecuencias y manifestaciones neurológicas que están padeciendo los pacientes infectados con SAS-CoV-2 y a la inversa, avisando de que la pandemia ha alterado "gravemente" la atención aguda de los pacientes con ictus.

   "A pesar de que se ha preservado la cadena de atención al ictus, la Covid-19 altera gravemente la atención aguda de esta patología, que ha descendido su número de casos en los últimos meses", ha dicho el profesor de Neurología de la Universidad de Barcelona, y director del Comprehensive Stroke Center del Hospital Clinic de Barcelona, Ángel Chamorro.

   De hecho, el experto ha presentado un estudio realizado en su hospital que ha comparado la incidencia del ictus en los meses de marzo de 2019 y 2020, que ha desvelado un descenso del 24 por ciento en los ingresos hospitalarios por ictus, y de un 18 por ciento en el número de activaciones del código ictus registradas en marzo de este año, frente a un incremento del 360 por ciento en las llamadas de emergencia médica recibidas por el centro.

   "Si bien hubo un crecimiento progresivo de ingresados por ictus en las primeras semanas en el último mes de marzo, se detectó una caída del 37 por ciento en las terapias de reperfusión respecto a marzo del año anterior", ha comentado Chamorro, tras apuntar que los tiempos de agilidad del diagnóstico y el tratamiento no se han visto afectados por la pandemia. Además, ningún paciente ingresado con ictus desarrolló Covid-19 durante su hospitalización y se realizó un uso pequeño de tests para la detección del SARS-CoV-2, sólo en el 10 por ciento de los ingresados.

   "Ante brotes como el de la Covid-19 no sólo es importante preservar estratégicamente la cadena de atención al ictus en los centros hospitalarios terciarios, sino también se deben hacer campañas de información recordatorias a la población para que, ante la sospecha de padecer ictus, llame a los servicios médicos de urgencia y acuda al hospital", ha apostillado el doctor.

ESCLEROSIS MÚLTIPLE, INMUNOSUPRESIÓN Y COVID-19

   Sobre la relación entre la esclerosis múltiple, la inmunosupresión y la Covid-19 ha hablado el doctor del servicio de Neurología del Hospital Clínico Universitario Virgen de la Arrixaca de Murcia., José Meca Lallana, quien ha informado de que no se dispone de una evidencia científica sobre cómo los inmunosupresores en esclerosis múltiple pueden condicionar la infección por el virus, lo que hace aconsejable considerar a los pacientes con esclerosis en estado de inmunosupresión como pacientes de riesgo.

   Asimismo, Meca ha presentado los datos de un registro puesto en marcha por la Sociedad Española de Neurología para describir las características clínico-epidemiológicas, la evolución y el manejo terapéutico de los pacientes con esclerosis múltiple contagiados por el SARS-CoV-2.

   Las conclusiones de este registro indican una mayor proporción de mortalidad y peor evolución de la infección por SARS-CoV-2 entre los pacientes con esclerosis múltiple con más edad y mayor grado de discapacidad, que presentan fenotipos progresivos y no tienen tratamiento modificador de la enfermedad, y que cuentan como principales comorbilidades la hipertensión arterial, la diabetes y la obesidad. Asimismo, muestra que no hay una influencia negativa de los tratamientos modificadores de la enfermedad sobre la evolución de la infección por el virus.

   Finalmente, el jefe de Servicio de Neurología del Hospital General Universitario de Albacete, Tomás Segura, ha abordado las principales manifestaciones neurológicas que presentan los pacientes con Covid-19, entre las que destacan de forma llamativa las encefalopatías (alteraciones del nivel de consciencia desde aturdimiento, confusión hasta el coma), por delante de otras como mialgias y cefalea, anosmia y disgeusia, enfermedades cerebrovasculares o epilepsia y trastornos del movimiento.

   A su juicio, hay que distinguir entre dos grandes grupos: las manifestaciones generales y anosmia, que se presentan en pacientes más leves y al principio de la pandemia, y el resto, que aparecen con más retardo y en pacientes más graves.

   "Esto último puede ser debido más a las consecuencias de la enfermedad que del propio virus SARS-CoV-2, y que por tanto tiene que ver con procesos como la tormenta de citoquinas (afectación inflamatoria), la afectación que sufre el cerebro por el marasmo tóxico metabólico que sufren los pacientes, la agresión de los fármacos, el problema trombótico que tienen con frecuencia o la patología inmunitaria", ha zanjado Segura.

Contador

Para leer más