Publicado 11/12/2020 07:45CET

Las palabras relajantes y la música durante la cirugía pueden reducir el dolor posoperatorio

Postoperatorio
Postoperatorio - PARENTINGUPSTREAM/PIXABAY - Archivo

MADRID, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

Escuchar palabras tranquilizadoras y música durante la cirugía parece reducir los niveles de dolor y la necesidad de medicamentos para aliviar el dolor después de la cirugía, según un ensayo publicado en la edición navideña de 'The BMJ'. En todo el mundo, más de 200 millones de personas se someten a cirugía cada año, la mayoría con anestesia general.

La anestesia general se considera un estado sin sensaciones, pero si bien la conciencia es poco común, existe alguna evidencia de un estado de "conciencia conectada" (la capacidad de percibir el entorno externo) mientras se encuentra bajo anestesia general.

Si es cierto, ¿usar esta percepción de manera positiva durante la cirugía podría ayudar a reducir la necesidad de opioides 24 horas después de la cirugía? Para averiguarlo, los investigadores llevaron a cabo un ensayo en el que participaron 385 pacientes (de 18 a 70 años) sometidos a cirugía planificada (electiva) de 1 a 3 horas de duración bajo anestesia general en cinco hospitales de Alemania.

Los pacientes se dividieron aleatoriamente en dos grupos (191 en el grupo de intervención y 194 en el grupo de control). Factores como el tipo y la duración de la cirugía, el dolor antes de la cirugía y el uso de fármacos durante la cirugía fueron similares en ambos grupos.

La intervención consistió en una cinta de audio de música de fondo y sugerencias positivas basadas en principios hipnoterapéuticos, que se reprodujo repetidamente durante 20 minutos seguidos de 10 minutos de silencio a los pacientes a través de auriculares durante la anestesia general. Los pacientes del grupo de control se asignaron a una cinta en blanco.

Antes de la cirugía, los pacientes de ambos grupos informaron niveles de dolor similares, pero durante las primeras 24 horas después de la cirugía, las puntuaciones de dolor fueron consistentemente y significativamente más bajas en el grupo de intervención, con una reducción promedio del 25%.

En comparación con el grupo de control, la intervención condujo a una reducción pequeña pero significativa en el consumo de opioides durante las primeras 24 horas después de la cirugía.

El número de pacientes que requirieron algún opioide después de la cirugía también se redujo en el grupo de intervención: 121 de 191 (63%) pacientes en el grupo de intervención versus 155 de 194 (80%) en el grupo de control, una reducción absoluta del 16%.

No se informó de eventos adversos y los investigadores estiman que, por cada seis pacientes que reciben la intervención, uno evitaría la necesidad de opioides posoperatorios.

Estos resultados sugieren que las sugerencias terapéuticas reproducidas a través de auriculares durante la anestesia general "podrían proporcionar una técnica segura, factible, económica y no farmacológica para reducir el dolor posoperatorio y el uso de opioides, con el potencial para un uso más general", dicen los investigadores.

Piden una mayor evaluación de la técnica, particularmente en procedimientos quirúrgicos más invasivos y dolorosos, y sugieren que los cirujanos y anestesistas "deben tener cuidado con el ruido de fondo y las conversaciones durante la cirugía".

Estos hallazgos, junto con los de otros ensayos aleatorizados recientes, han comenzado a destacar la posibilidad de que el subconsciente pueda ser un objetivo importante para mejorar la experiencia y los resultados del paciente, escriben investigadores canadienses en un editorial vinculado.

Sin embargo, antes de que tales hallazgos se implementen ampliamente, se deben abordar algunas limitaciones, y los ensayos futuros deben involucrar a una población más amplia de pacientes con un enfoque en importantes medidas de recuperación informadas por los pacientes, dicen.

"Aunque los ensayos multicéntricos a menudo brindan una respuesta definitiva a una pregunta de investigación, este ensayo es en gran medida el comienzo de una importante línea de investigación que puede cambiar la práctica futura", concluyen.