Actualizado 25/07/2013 11:38:20 +00:00 CET

Los padres de niños con cáncer celebran la decisión de permitir que acompañen a sus hijos en las UCI pediátricas

MADRID, 25 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Federación Española de Padres de Niños con Cáncer (FEPNC) ha celebrado la decisión de la administración sanitaria de permitir que se flexibilicen los horarios de visitas para que puedan acompañar a sus hijos enfermos durante las 24 horas del día, si así lo desean, mientras permanecen ingresados en las Unidades de Cuidados Intensivos pediátricas.

La federación ha asegurado que la decisión se trata de "un paso adelante" en el cumplimiento de la Carta de Derechos de los Niños Hospitalizados que, según han indicado, "salvaguarda los derechos de los niños y sus familias en todo lo que les concierne cuando están hospitalizados".

"A partir de ahora el padre o la madre que lo desee podrá permanecer las 24 horas del día con su hijo ingresado en las Unidades de Cuidados Intensivos Pediátricos. Además, podrán hacerlo también durante las pruebas médicas, sobre todo si son dolorosas, si así lo determinan los médicos", ha señalado la presidenta de la organización, Pilar Ortega.

"Se trata de una cuestión humana", ha asegurado el portavoz de la organización, Jesús María González Marín, en declaraciones a Europa Press, y ha indicado que los padres "no pasarán las 24 horas en la UCI porque necesitan descansar" pero ha destacado la necesidad de "poder acompañar a los menores cuando sea necesario, a menos que una razón médica recomiende lo contrario".

Por otra parte, la organización ha recordado que el acompañamiento de los menores por parte de sus padres y la implicación de los familiares en su cuidado "influye positivamente en la recuperación del enfermo crítico", además de reducir su ansiedad y el estrés del enfermo y mejorar la satisfacción de sus familiares.

Por todo ello, considera como "satisfactorio" el resultado de la campaña de sensibilización que ha llevado a cabo la organización para impulsar la decisión y en la que también ha enviado cartas a todas las consejerías de Sanidad de las Comunidades Autónomas, y al propio Ministerio de Sanidad, para que se conociera esta demanda de los menores y su familia.