Los pacientes con sarcoma muestran una gran disposición al uso de terapias alternativas como complemento a su terapia

PASTILLAS PARA DORMIR
GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / TERO VESALAINEN
Publicado 10/10/2018 13:53:34CET

MADRID, 10 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los pacientes con sarcoma muestran una gran apertura al uso de medicamentos alternativos complementarios (CAM) para la atención de apoyo, pero están poco informados sobre los problemas de seguridad y el riesgo de interacciones con medicamentos anticancerosos, según una encuesta realizada entre 152 pacientes ambulatorios por un equipo del Hospital Universitario de Mannheim (Alemania), presentado en el congreso de la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO, por sus siglas en inglés).

Los investigadores consideraron las CAM como una amplia gama de prácticas que incluyen suplementos de vitaminas o minerales, hierbas chinas o curativas, homeopatía, acupuntura, meditación, yoga, 'Tai Chi' o cambios en los hábitos alimenticios, como el cambio a una dieta cetogénica o vegana. Los principales resultados mostraron que el 51 por ciento de los participantes habían usado métodos alternativos en su vida, y el 15% por ciento de ellos solo durante la enfermedad, en paralelo con los tratamientos para el cáncer.

"Lo que encontramos es que las vitaminas y los minerales son muy populares, pero los pacientes los toman específicamente en lugar de usar suplementos multivitamínicos. La vitamina D se encuentra en la posición de liderazgo, seguida por el selenio más el zinc, la vitamina C y el interés en la vitamina B17 está emergiendo", han explicado los expertos.

A pesar de la popularidad reportada de terapias no convencionales entre pacientes, todavía falta información clara sobre sus efectos secundarios y posibles interacciones con otros medicamentos. En la encuesta, el 60 por ciento de los pacientes reconocieron que la información que tenían sobre los problemas de seguridad de las CAM era insuficiente, aunque mostraron poca preocupación por los posibles riesgos.

"Cuando observamos las fuentes de información sobre prácticas no convencionales, los oncólogos representaron solo el 7 por ciento. En nuestro estudio, los pacientes mencionaron repetidamente que estaban sorprendidos positivamente por nuestro interés en el uso de CAM. La mayoría de los pacientes accedieron a información sobre medicamentos complementarios y alternativos en Internet y otros medios (43%), amigos (15%) y profesionales de la curación (14%). En contraste con esto, cuando se trataba de encontrar información sobre los efectos secundarios de las terapias contra el cáncer o cómo manejarlas, casi la mitad de los pacientes consultaron a su oncólogo", han dicho los expertos.

Asimismo, una revisión retrospectiva que incluyó a 202 pacientes con sarcoma que se sometieron a quimioterapia o inhibidores de la tirosina quinasa informó que hubo un 18 por ciento de interacciones farmacológicas importantes en el período de estudio (de 2014 a 2018) y que se realizó una conciliación médica, haciendo un inventario de todos los medicamentos prescritos.

"Sabemos por investigaciones anteriores que uno de cada tres pacientes ambulatorios con cáncer es susceptible a posibles interacciones farmacológicas. Hoy en día es necesario comprender mejor estos mecanismos para lograr una verdadera medicina personalizada", ha dicho la autora principal de la revisión, Audrey Bellesoeur.

En esta revisión, apostilla, el 29 por ciento de las interacciones farmacológicas que requieren intervenciones farmacéuticas se asociaron con medicamentos alternativos complementarios. "Los riesgos de las interacciones con medicamentos no convencionales son los mismos que para otros medicamentos compartidos: principalmente, mayor toxicidad y pérdida de eficacia de los tratamientos contra el cáncer. Sin embargo, a menudo tenemos menos información sobre la composición de estos productos y su riesgo de toxicidad o interacción cuando se utilizan en combinación con otros agentes", ha añadido.

Contador