Los pacientes con poliquistosis renal tienen mayor prevalencia de aneurisma cerebral

Publicado 29/10/2019 10:11:37CET
Cómo afecta el ictus a la capacidad de comunicar
Cómo afecta el ictus a la capacidad de comunicar - ISTOCK - Archivo

MADRID, 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

Una investigación realizada por especialistas del servicio de Nefrología del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla de Santander ha demostrado que los pacientes con poliquistosis renal tienen una mayor prevalencia de padecer aneurismas cerebrales, es decir, de poder tener un ensanchamiento de un vaso sanguíneo en el cerebro que si se rompe puede provocar graves consecuencias para la salud o incluso el fallecimiento.

La poliquistosis renal es una enfermedad hereditaria, multisistémica, que se caracteriza por el desarrollo y progresivo crecimiento de múltiples quistes llenos de líquido en los riñones y otros órganos, y que suelen conducir a la enfermedad renal crónica (ERC), generalmente en la edad adulta. Asimismo, se asocia a manifestaciones sistémicas extrarrenales (como quistes en otros órganos, anomalías vasculares, cardíacas, digestivas y musculoesqueléticas), que se desarrollan en grado variable.

Esta patología se asocia a una mayor incidencia de aneurismas cerebrales, estimada entre el 8 y 12 por ciento de los pacientes, para cuyo cribado y detección en los pacientes de alto riesgo se realiza mediante una prueba de imagen, generalmente la resonancia magnética (RM) cerebral, o como segunda opción la angiotomografía computerizada (angioTAC).

En el estudio, presentado en el en el XLIX Congreso Nacional de la Sociedad Española de Nefrología (SEN) celebrado en A Coruña, se analizaron todos los pacientes con poliquistosis renal de Cantabria hasta febrero de este año, y se recogieron los datos de la situación actual del paciente, la causa de muerte en aquellos pacientes fallecidos, y los informes de las pruebas de imagen realizadas.

En total, se incluyeron 424 pacientes, de los que 154 (36,3%) habían sido sometidos a una prueba de imagen; en 151 se realizó la prueba como cribado inicial, y en 3 se realizó tras la rotura de aneurisma sin tener screening previo. Los resultados mostraron que el diagnóstico de al menos un aneurisma cerebral se produjo en 37 pacientes, lo que representó el 24 por ciento de los pacientes con prueba de imagen y el 8,7 por ciento del total de pacientes con poliquistosis renal.

Los autores del trabajo concluyen que la prevalencia de aneurismas en los pacientes con poliquistosis renal con prueba de imagen cerebral es mayor que la descrita en la literatura científica actual sobre este tipo de casos, y debido a la morbimortalidad tan elevada de esta complicación recomiendan que podría considerarse realizar resonancia magnética cerebral en todos los pacientes al inicio del seguimiento, para así prevenir posibles aneurismas.

Contador

Para leer más