Publicado 01/04/2020 17:06:46 +02:00CET

Los pacientes de mieloma múltiple son de alto riesgo por coronavirus, ya que muchos están inmunodeprimidos

Lesión Litica del modelo de Mieloma Múltiple/ CSIC
Lesión Litica del modelo de Mieloma Múltiple/ CSIC - CSIC - Archivo

MADRID, 1 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Comunidad Española de Pacientes con Mieloma Múltiple (CEMMP), un cáncer hematológico que aparece en las células plasmáticas (un tipo de glóbulo blanco que se produce en la médula ósea), se han mostrado preocupados por la situación actual de alerta sanitaria causada por la propagación del Covid-19, pues muchos de estos pacientes oncológicos tienen su sistema inmunitario inmunodeprimido a causa de su enfermedad.

"Para todos estos pacientes con mieloma múltiple, y muy especialmente para aquellos de nuevo diagnóstico o que han sufrido una recaída en su enfermedad, la situación actual de crisis provocada por la presencia del coronavirus en nuestro entorno supone una carga más añadida a su enfermedad", señala la presidenta de la CEMMP, Teresa Regueiro.

Según detalla la portavoz de la asociación, muchos pacientes con mieloma múltiple deben desplazarse al hospital para recibir sus tratamientos y en esta situación no es muy recomendable acudir a los centros sanitarios.

No obstante, la situación es diferente para aquellos pacientes con mieloma múltiple que tienen prescrito un tratamiento oral para su enfermedad ya que, como comenta Regueiro, solo deben acudir al hospital a realizarse una analítica. "La recogida de los resultados e incluso la retirada de la medicación puede efectuarla un familiar y, de este modo, los pacientes que reciben tratamiento oral disminuyen sus visitas hospitalarias, lo cual en esta situación de alarma es de agradecer", explica.

Sin embargo, y pese a admitir que los pacientes que conviven a diario con el mieloma múltiple están preocupados por la amenaza del virus, Regueiro asegura que los pacientes oncológicos en general, y los que tienen mieloma múltiple en particular, afrontan mejor el confinamiento en casa que se vive estos días, pues están más acostumbrados a situaciones de aislamiento. "Muchos de nosotros hemos pasado por trasplantes y hemos tenido que estar 15 o 20 días aislados en una habitación, sin recibir visitas, y no solo eso, sino que tener una enfermedad como el mieloma hace que te resignes con muchas cosas", argumenta.

Para leer más