Publicado 26/09/2019 13:32CET

Los pacientes con epilepsia lamentan los "desabastecimientos continuados" de los fármacos contra su enfermedad

Pastillas, píldoras, fármacos, medicamentos, medicinas
Pastillas, píldoras, fármacos, medicamentos, medicinas - PIXABAY - Archivo

MADRID, 26 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Federación Española de Epilepsia (FEDE) ha lamentado los "lamentables, evitables y continuados" desabastecimientos que se han producido desde hace "muchos" meses en algunos de los fármacos indicados para tratar su enfermedad.

Por ejemplo, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), dependiente del Ministerio de Sanidad, anunció el pasado martes el cese de suministro del medicamento 'Epanutin' 100 mg cápsulas duras, cuyo titular de comercialización es el laboratorio Pfizer. Así, en España ahora solo hay disponible un único fármaco ('Sinergina' 100 mg comprimidos) con el principio activo fenitoína, que se utiliza tanto para epilepsia como para otras enfermedades con convulsiones.

Por ello, los pacientes de epilepsia han denunciado los "graves problemas que ocasionan estas lamentables y evitables situaciones". La descontinuación de la fabricación de 'Epanutin' va a generar que los pacientes que se trataban con este medicamento tengan que pasar a 'Sinergina'. Al respecto, FEDE asegura que "hay extensa evidencia científica que cuantifica el empeoramiento en el control de crisis epilépticas ocasionadas por los cambios de medicación forzada y aguda".

Según indican, esta "situación de descontrol" en la falta de fármacos ha llevado a los pacientes en los últimos meses a "recorrer decenas de farmacias de su ciudad o provincia para encontrar alguna caja disponible del fármaco que él o su hijo necesitaban, desplazarse a otras comunidades o recibir por correo el préstamo solidario de otras familias". "Ha sido una doloroso camino lleno de mensajes angustiosos en redes sociales, conversaciones telefónicas continuas con farmacias y mucho coche de farmacia en farmacia", lamentan.

Por otra parte, han criticado al presidente de la patronal de la industria farmacéutica en España, Martín Sellés, quien el pasado 5 de septiembre, veinte días antes del anuncio de cese de suministro de 'Epanutin', defendió en un encuentro informativo que el desabastecimiento de medicamentos no es un "problema de salud pública".

Sellés argumentó que "evidentemente" el desabastecimiento puede generar "incomodidad" tanto en el paciente como en la farmacia, pero aseveró que "lo importante es que el paciente pueda obtener un medicamento igual que el prescrito". FEDE, sin embargo, lamenta "profundamente" sus palabras e invita a la industria farmacéutica a "conocer las repercusiones que sus disfuncionalidades originan".