Actualizado 29/03/2011 15:42 CET

Los pacientes con dolor crónico de toda España cuentan con un nuevo centro de atención multidisciplinar

Clínica dolor
CEDIDA

MADRID, 29 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los pacientes con dolor crónico en España cuentan desde este martes con una nueva unidad especializada en el tratamiento multidisciplinar de estos enfermos, se trata de la Clínica del Dolor Praxis Bilbao, que se encuentra en esta ciudad vasca, y está coordinada por la doctora María Luisa Franco, anestesióloga y, hasta ahora, una de las responsables de esta área en la Clínica San Sebastián y en el Hospital de Cruces.

El objetivo de esta nueva Unidad de Dolor consiste en tratar a pacientes con dolor crónico que afecta a más de 10 millones de españoles, es decir que aspira a convertirse en un centro de referencia nacional; y para ello pretende establecer alianzas con compañías aseguradoras privadas con el objetivo de que puedan acceder a ellas el mayor número de pacientes posible para ofrecer la mejor atención personalizada.

En este contexto, la doctora Franco, recuerda que el 39 por ciento de la población padece alguna enfermedad crónica, lo que supone que, actualmente en España, más de 15 millones de personas sufren enfermedades crónicas y éstas, en algún momento de su vida, pueden sufrir dolor.

"Estos afectados deberían recibir la mejor atención posible", señala, al tiempo que explica que su objetivo es "convertirse en una clínica de apoyo y colaboración para todos los profesionales sanitarios".

La clínica cuenta con un equipo médico de profesionales multidisciplinares que trabajan de manera conjunta para realizar un diagnóstico y tratamiento específico para cada uno de los pacientes, en función de las características que presente.

"Contamos con médicos de familia, anestesiólogos, psicólogos, especialistas rehabilitadores, un técnico radiólogo, enfermeras y otros profesionales sanitarios volcados únicamente en ofrecer la mejor atención personalizada al paciente, porque el dolor orgánico suele sumarse a un sufrimiento psicológico y físico y, en ocasiones, puede tener un gran impacto en el sistema autoinmune originando enfermedades colaterales", afirma la doctora Franco.

Este equipo, según Franco, es una ventaja más que se ofrece frente a otras clínicas. "Un médico antes de clínico debe ser persona. En ocasiones, los tratamientos farmacológicos no son suficientes para abordar dolores muy rebeldes y severos", añade.

"En esos casos contamos con todas las herramientas intervencionistas necesarias para tratar de mejorar cada caso de forma individual. Si un paciente no mejora su dolor con medicación combinada y lleva años sufriendo, nosotros podemos tratar de ofrecerle una oportunidad", concluye.

En cuanto a las instalaciones --de más de 400 metros cuadrados -- y, sobre las tecnologías de las que dispone, destacan que el grupo Praxis ha realizado un gran esfuerzo económico al invertir más de 1,2 millones de euros con la intención de que los pacientes puedan contar con el más amplio abanico de últimas tecnologías disponibles para abordar el dolor.

Entre otras, esta clínica cuenta con radio frecuencia convencional y pulsada, estimulación eléctrica, las últimas tecnologías de neuromodulación y magnetoterapia, y las herramientas más novedosas para realizar bloqueos nerviosos diagnóstico-terapéuticos.