Publicado 28/06/2021 11:24CET

Los pacientes crónicos piden que se tenga en cuenta su vulnerabilidad al tomar decisiones sobre las mascarillas

Ciudadanos durante el primer día en el que no es obligado el uso de la mascarilla en exteriores desde el inicio de la pandemia, a 26 de junio de 2021, en Madrid (España). El 30 de marzo de 2020 el Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó una ley que oblig
Ciudadanos durante el primer día en el que no es obligado el uso de la mascarilla en exteriores desde el inicio de la pandemia, a 26 de junio de 2021, en Madrid (España). El 30 de marzo de 2020 el Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó una ley que oblig - Ricardo Rubio - Europa Press

MADRID, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Plataforma de Organizaciones de Pacientes (POP) ha pedido al Gobierno y a las comunidades autónomas que tengan en cuenta la situación de vulnerabilidad de los pacientes crónicos a la hora de tomar "cualquier decisión relacionada" con el uso de las mascarillas ya que, tal y como ha avisado, una medida "improvisada" puede afectar gravemente su salud.

En este sentido, la presidenta de la POP, Carina Escobar, ha insistido en la necesidad de desarrollar medidas concretas de prevención que protejan a los pacientes más vulnerables y a sus familias ya que, al igual que el resto de la población, es un colectivo que necesita retomar sus hábitos de vida, pero "no a cualquier precio" porque, según ha apuntado, el virus "sigue siendo una realidad".

En este sentido, Escobar ha puesto sobre la mesa la "fragilidad" de estos pacientes que, en muchos casos y debido a la pandemia, han empeorado su situación y sus diagnósticos al retrasarse sus pruebas, tratamientos o visitas médicas y que, por lo tanto, son aún "más propensos" a desarrollar una infección por coronavirus con complicaciones graves.

Además, ha pedido que se desarrollen acciones de sensibilización continuadas a la población para que no se "baje la guardia" y se recuerde la importancia de las medidas preventivas individuales como, por ejemplo, mantener la distancia de seguridad o lavarse frecuentemente las manos.

Asimismo, es necesario, a juicio de la POP, incidir en los beneficios de usar la mascarilla para que la población, que así lo decida, la mantenga independientemente de la obligatoriedad o no, y que se haga una llamada a la prudencia.

La POP también se ha unido a la Organización Médica Colegial (OMC) para insistir en que el fin de las mascarillas, si no se mantiene la adecuada distancia de seguridad, puede producir nuevos contagios, brotes y repuntes de la infección en pleno verano, entre personas de todas las edades. Además, ha aprovechado para recordar que parte de la población no tiene aún la pauta completa de vacunación, por lo que ha hecho un llamamiento a la sociedad en general pidiendo "prudencia".

Por último, la POP ha subrayado la necesidad de que las autoridades sanitarias "se comprometan" y ha destacado la importancia de desarrollar políticas "claras" que no dejen atrás a los más vulnerables porque "las personas con enfermedades crónicas son un colectivo que necesita ser puesto en primera línea a la hora de dar respuesta a cualquier nueva normalidad.