Los pacientes con ataque cardíaco tardan más en llamar a emergencias cuando los síntomas son graduales

Publicado 13/09/2019 10:54:26CET
Un hombre sufre un infarto.
Un hombre sufre un infarto. - FLICKR - Archivo

MADRID, 13 Sep. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de la Universidad de Illinois en Chicago (EEUU) han encontrado que los pacientes con inicio gradual de síntomas tardaron ocho horas en recibir ayuda médica en comparación con 2,6 horas para aquellos con síntomas abruptos.

El estudio, publicado en el 'European Journal of Cardiovascular Nursing', fue un análisis secundario de un estudio prospectivo multicéntrico realizado en cuatro regiones de EEUU. El análisis incluyó a 474 pacientes que acudieron al servicio de urgencias con síndrome coronario agudo (infarto de miocardio y angina inestable). Las características de los síntomas y el tiempo desde el inicio de los síntomas hasta la llegada al departamento de emergencias se evaluaron mediante el Cuestionario de información para pacientes.

Los síntomas graduales comienzan con una leve molestia que empeoran lentamente, mientras que el inicio brusco se refiere al dolor repentino y severo desde el principio. "Ambos son una emergencia médica y requieren ayuda urgente, pero nuestro estudio muestra que los síntomas graduales no se toman graduales no se toman en serio", ha indicado el autor del estudio, el doctor Sahereh Mirzaei, de la Universidad de Illinois en Chicago.

Los resultados arrojaron que en general, la brecha media entre los síntomas y la llegada al hospital fue de cuatro horas. Los síntomas aparecieron abruptamente en el 56 por ciento de los pacientes y surgieron gradualmente en el 44 por ciento. Tanto las mujeres como los hombres buscaron ayuda médica más rápidamente cuando experimentaron un dolo brusco.

"Casi la mitad de los pacientes tuvieron un inicio lento, por lo que esto no es raro", ha explicado el doctor Mirzaei. "Los síntomas del síndrome coronario agudo no son específicos, y la interpretación a menudo es un desafío para los pacientes. El dolor en el pecho, las molestias en el pecho y la presión en el pecho son signos de advertencia de que una arteria puede estar bloqueada, y los pacientes deben llamar a los servicios médicos de emergencia de inmediato", ha añadido.

Según los resultados del estudio, los síntomas se desencadenaron por el esfuerzo en más de la mitad (54%) de los hombres con inicio brusco y que fueron diagnosticados con un infarto de miocardio con elevación del segmento ST (IAMCEST), un tipo de ataque cardíaco particularmente grave que requiere una restauración rápida del flujo sanguíneo a las arterias bloqueadas. Las actividades arriesgadas incluían subir escaleras, tirar, empujar, palear, hacer jardinería, correr y trotar.

"Los hombres con cardiopatía isquémica o con múltiples factores de riesgo, como hipertensión, diabetes, colesterol alto o antecedentes familiares de enfermedad cardíaca deben ser conscientes de que el dolor o las molestias en el pecho después del esfuerzo físico podrían ser un ataque cardíaco", ha advertido Mirzaei.

Otro factor que influyó en la asistencia fue la ambulancia. La llegada en ambulancia se asoció con un intervalo más corto entre el inicio del dolor y la llegada al hospital. Solo el 45 por ciento de los pacientes llamaron a una ambulancia, mientras que más de la mitad (52%) utilizó su propio transporte y el 3 por ciento fueron transferidos de otro hospital. Además, estar sin seguro se relacionó con un retraso más largo.

El doctor Mirzaei ha indicado que el dolor o molestias en el pecho, ya sean severos y repentinos o leves y lentos, no deben ignorarse. "Los síntomas también pueden incluir dolor en la garganta, el cuello, la espalda, el estómago o los hombros, y pueden estar acompañados de náuseas, sudor frío, debilidad, falta de aliento o miedo. Llame a una ambulancia de inmediato; cuanto antes reciba ayuda, mejor será su pronóstico ", ha advertido.