El paciente ingresado en el 'Royo Villanova' da negativo en el primer test y tampoco padece malaria

Actualizado 04/12/2014 14:31:04 CET
EUROPA PRESS

ZARAGOZA, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

El paciente procedente de Monzón (Huesca) que había viajado a Mali y que está ingresado en el Hospital Royo Villanova de Zaragoza ha arrojado un resultado negativo en el primer test de ébola y tampoco padece malaria.

Se trata de un varón, de 31 años de edad, que había regresado el pasado día 23 de noviembre a España, tras haber estado tres semanas en Mali y en algún momento de su estancia ha visitado la capital de este país, Bamako.

El resultado del test se ha conocido a las 16.00 horas de este jueves. El paciente se encuentra "estable y seguirá en aislamiento" hasta que se conozca el resultado de la segunda prueba preceptiva, previsiblemente al mediodía de este sábado, ha avanzado el jefe del Servicio de Medicina Interna del Hospital Royo Villanova, Juan Ferrando.

En rueda de prensa, Ferrando ha avanzado que en caso de que también diera negativo el segundo test "se estudiará si permanece en la zona de aislamiento para hacer más controles o si sale de la zona de aislamiento y si se sube a planta".

A lo largo de este jueves, el paciente ha permanecido "sin fiebre, asintomático y estable", ha indicado Ferrando para detallar que sufre "cefalea, dolor de garganta y cansancio" que son síntomas propios de un proceso catarral o gripal.

"Padece una faringitis, seguro", ha comentado Ferrando para precisar que se está a la espera del resultado que arroje el segundo test que analizará el Centro Nacional de Microbiología, radicado en Majadahonda (Madrid).

12 PERSONAS POR TURNO

Al paciente se le ha suspendido el tratamiento por malaria, ha avanzado el jefe del Servicio de Medicina Interna del Hospital de referencia del ébola en Aragón. No tiene familia en España "camina por la habitación y habla por un móvil con amigos y ha tomado la merienda". También ha informado Ferrando de que el joven "se ha puesto muy contento cuando le hemos informado del resultado negativo de la prueba del ébola".

Esta siendo atendido por un equipo de doce personas por turno y en cada uno de ellos se encuentran un médico, dos enfermeras, dos auxiliares, un celador, junto a personal de limpieza y mantenimiento. Están provisto de los "buzos normales para atender casos bacteriológicos y químicos", ha añadido.

Los trajes de máxima seguridad que se habían encargado "están en camino y pueden llegar en cualquier momento", ha confiado Ferrando, al tiempo que ha apostillado que "afortunadamente no hacen falta porque son para situaciones extremas".

Respecto a los dos compañeros con los que el joven maliense comparte piso en Monzón, Ferrando ha apuntado que "hemos trasladado a la Dirección General de Salud Pública que permanezcan aislados".

Asimismo, ha subrayado que el protocolo de prevención del ébola "ha funcionado correctamente y se ha activado desde la primera sospecha que se detectó en Monzón" y ha querido transmitir un mensaje de "tranquilidad a la población", al tiempo que ha destacado la profesionalidad con la que ha actuado el personal sanitario.

HECHOS

Al regresar de Mali el pasado domingo y tras sentirse mal, el paciente se puso en contacto telefónico este miércoles con el centro de salud de Monzón, donde indicó a los servicios sanitarios que tenía fiebre alta, dolor de garganta y cefalea.

Al coincidir tres de los síntomas contemplados en el protocolo sanitario del ébola, y proceder de uno de los países de riesgo, se procedió a aislarlo en su domicilio y movilizar una ambulancia del 061 preparada para transportar pacientes con enfermedades infecciosas para trasladarlo al Hospital Royo Villanova de Zaragoza.

El paciente se encuentra en la cuarta planta del hospital, preparada ante un posible caso de esta enfermedad contagiosa.