Publicado 22/04/2020 14:41:10 +02:00CET

Osakidetza detecta 64 positivos entre los profesionales que usaron mascarillas del lote defectuoso

El director de Planificación, Ordenación y Evaluación Sanitarias del Gobierno Vasco, Miguel Sánchez
El director de Planificación, Ordenación y Evaluación Sanitarias del Gobierno Vasco, Miguel Sánchez - IREKIA

Euskadi registra 21 nuevos fallecimientos y 234 nuevos contagios en la última jornada

BILBAO, 22 Abr. (EUROPA PRESS) -

Osakidetza ha realizado pruebas a 2.274 profesionales que podrían haber utilizado mascarillas de una partida defectuosa retirada la semana pasada por el Ministerio de Sanidad y, de ellos, 64 han dado positivos en coronavirus, mientras que al resto se le realizará "un seguimiento exhaustivo", según ha informado el director de Planificación, Ordenación y Evaluación Sanitarias del Gobierno Vasco, Mikel Sánchez.

En una comparecencia telemática para actualizar las cifras de afección de covid-19 en Euskadi, Sánchez ha reiterado que, "en cuanto se tuvo notificación" de la retirada del lote distribuido por el Ministerio, Osakidetza procedió a la identificación y retirada de estas mascarillas. Según ha indicado, se identificaron "en qué sitio de nuestras organizaciones sanitarias se habían podido utilizar y a los profesionales que pudieran haber utilizado este producto".

Así, ha explicado que se ha efectuado "una valoración por parte de las unidades básicas de prevención, que conlleva la realización de pruebas diagnósticas". En este momento, ha dicho, se han realizado "a la práctica totalidad de estos profesionales", con 2.274 pruebas.

De ellas, 64 han dado positivo, y al resto se le realizará "un seguimiento exhaustivo para garantizar la seguridad tanto de nuestros profesionales como de nuestros pacientes", ha asegurado.

Según los recogidos en la última jornada, Euskadi ha sumado, este pasado martes, 234 nuevos positivos confirmados en covid-19, con lo que el total de personas contagiadas asciende a 13.044.

Por territorios, Bizkaia ha sumado en el último día 173 positivos, con lo que las personas contagiadas se sitúan en 7.328. En Álava y Gipuzkoa el aumento es similar, con 30 y 31 nuevos casos respectivamente, de manera que se alcanzan los 3.324 contagios en el territorio alavés y los 2.392 en el guipuzcoano.

Sánchez ha precisado que el hecho de que la cifra de contagios sea superior al de jornadas precedentes está "en consonancia" con el incremento "notable" de pruebas que se realizan.

En conjunto, 905 pacientes se encuentran ingresados en hospitales (150 en Álava, 550 en Bizkaia y 205 en Gipuzkoa). Esa cifra supone 69 menos que en la jornada precedente y menos de la mitad que a comienzos de mes. Un total de 127 personas están ingresadas en las UCI de los hospitales vascos, 14 menos.

En este sentido, el director de Planificación, Ordenación y Evaluación Sanitaria ha destacado que la situación de los hospitales vascos ha experimentado "una clara mejoría" y, en concreto, la situación de las UCI "es la mitad que la que hubo en los momentos más críticos de la pandemia".

Por ello, ha señalado que, si esta situación se mantiene, "es posible que en los próximos días podamos hablar ya de algunos centros hospitalarios libres de pacientes covid".

En la última jornada, Euskadi registró 21 fallecimientos de personas con covid-19, "en números algo más bajos que la semana pasada", lo que, en palabras de Sánchez, "es buena señal pero tenemos que ser prudentes todavía". Desde el inicio de la pandemia, 1.124 personas han fallecido.

Por otro lado, sigue en aumento el número de personas recuperadas o dadas de alta, que en este pasado martes alcanzó las 7.651 personas.

LOS TEST

A lo largo de la jornada, se llevaron a cabo 3.804 pruebas PCR y 2.129 test rápidos y el porcentaje de positivos respecto a las pruebas realizadas se redujo hasta el 6%. Con estos datos, se alcanzan en Euskadi, hasta el momento, 63.431 pruebas de diagnóstico.

Preguntado por la realización de estos test al personal de Osakidetza tras la resolución del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco que obliga a Osakidetza a hacer las pruebas de detección del covid-19 a todo su personal de manera "urgente e inmediata", Sánchez ha remarcado que "gran parte estrategia" de Salud se basa en la realización de pruebas complementarias que "nos ayuden a saber cuál es la situación y en cómo se va a acometer situación en el futuro más próximo".

En este sentido, ha señalado que la Consejería ya anunció "hace días" que se están realizando a "la totalidad de centros sanitarios, personas residentes y trabajadores, las pruebas diagnósticas" y que la pasada semana empezaron los test al personal de los centros sanitarios.

"Hemos priorizado las áreas que atienden o atendieron directamente a pacientes con covid-19 y progresivamente lo vamos a extender a la totalidad de la plantilla de Osakidetza", ha afirmado.

Por otro lado, ha asegurado que Osakidetza analiza "las alternativas diagnósticas dentro del mercado para tener siempre disponible la mejor opción" para garantizar el control de la enfermedad. "Estamos analizando el mercado y viendo las posibilidades, que pasan por otro tipo de test", ha explicado Sánchez, que ha precisado que "en este momento no hemos comprado nada" a proveedores privados.

ESTUDIO DE SEROPREVALENCIA

Asimismo, ha explicado que se está trabajando en el diseño del estudio de seroprevalencia que va a llevar a cabo el Instituto Carlos III de Madrid con la participación de las comunidades autónomas. Según ha indicado, se va a iniciar el próximo día 27. Para ello, ha apuntado, "se va a seleccionar una muestra que sea representativa de nuestra sociedad, de una serie de hogares".

Sánchez ha destacado que "el esfuerzo" de la ciudadanía durante estas semanas "está dando sus frutos" y ha apelado a "la responsabilidad individual y colectiva para mantener las medidas de higiene, de confinamiento y de distanciamiento físico".

En relación a las salidas de los niños a partir del día 26, ha recordado que el lehendakari, Iñigo Urkullu, ya trasladó al Ministerio de Sanidad la propuesta de que "pudieran los niños salir" y desde el Gobierno Vasco se planteó que "fuera con unas condiciones limitadas, con un control de tiempo, y evitando el contacto físico y, por supuesto, agrupaciones de niños".