Organizaciones y activistas acusan a Sanidad de centralizar los recursos y desatender a los enfermos con VIH

Actualizado 07/10/2014 11:59:52 CET

MADRID, 14 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Red Comunitaria sobre el VIH/sida del Estado español (REDVIH), plataforma de organizaciones y activistas de la sociedad civil que trabajan en la respuesta al VIH, han acusado al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad de centralizar los recursos destinados a la prevención y el control de esta infección y "desatender" a quienes la padecen.

Así lo han destacado tras la resolución provisional de las subvenciones destinadas a financiar programas de prevención y control de la infección por VIH y sida, publicada el pasado 27 de septiembre, que según el presidente de esta entidad, Jesús Ospina, genera "desacuerdos y dudas" en relación a la cuantía asignada y en cuanto a los criterios técnicos utilizados para la valoración de los proyectos.

El Plan Nacional sobre Sida asigna más del 70 por ciento de la financiación a entidades o plataformas con sede en Madrid y el 65 por ciento del dinero está destinado a sólo 6 organizaciones, dejando fuera a proyectos nacionales referentes y únicos como el Observatorio de Derechos Humanos de REDVIH, Mediosysida, la Línea 900 Rosa o el Servicio de Consultas sobre la infección por VIH, las enfermedades relacionadas y sus tratamientos que ofrece el Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt) a las personas con VIH.

En contraste con dicha centralización, algunas comunidades no han recibido ningún tipo de apoyo desde el Plan Nacional o el porcentaje no corresponde a la atención que brindan a todo el país, como es el caso de las organizaciones con sede en Cataluña, que desarrollan proyectos de carácter estatal y "tan sólo han recibido el 3 por ciento de la financiación".

"La centralización de los recursos y la asignación de subvenciones a un número menor de organizaciones conlleva numerosas consecuencias", ha insistido Ospina que ha remitido una carta a la ministra del ramo Ana Mato para criticar esta decisión.

Entre las entidades que quedan fuera están algunas plataformas de carácter estatal que forman parte del Comité Asesor y Consultivo de ONG (COAC) y de la Comisión Nacional de Coordinación y Seguimiento de Programas de Prevención de Sida.

La carta, que también ha sido enviada a organismos internacionales como ONUSIDA y la OMS, explica que el PNS además está promoviendo un modelo de respuesta sin enfoque de derechos humanos y sin perspectiva de género.

"Esta resolución es claramente sectaria, unidireccional y desatiende a población vulnerable como es el caso de las mujeres, los y las inmigrantes y en especial a quienes viven con VIH, ya que entre los programas financiados, pocos tienen como valor último la atención de esta población", dice el presidente de REDVIH.

Por otro lado, en la misiva esta entidad solicita a Sanidad que considere cubrir los proyectos que han sido considerados favorables, pero que se han quedado sin dotación presupuestaria, con otros recursos con los que dispone el Plan Nacional sobre el Sida, por ejemplo, los del Capítulo 2.

Además, piden una reunión urgente con la directora general de Salud Pública, Calidad e Innovación, Mercedes Vinuesa, y la subdirectora general de Promoción de la Salud y Epidemiología, Elena Andradas, para exponerles la situación y buscar soluciones en beneficio de la comunidad del VIH.

Para leer más