Publicado 07/04/2020 14:34CET

Los ópticos-optometristas denuncian que más de 33.000 profesionales prestan servicios sin EPI

Woman using eye drop, eye lubricant to treat dry eye or allergy
Woman using eye drop, eye lubricant to treat dry eye or allergy - CNOO - Archivo

MADRID, 7 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Federación Española de Asociaciones del Sector Óptico (FEDAO) ha reclamado que todas las empresas del sector, al igual que las de otros considerados esenciales, deberían poder tener acceso a las mismas medidas y ayudas económicas que el resto de empresas para que el hecho de ser consideradas esenciales no les deje en una situación de desigualdad o indefensión. Asimismo, denuncian que sus más de 33.000 profesonales están atendiendo consultas sin contar con equipos de protección individual (EPI).

"Formamos parte de un sector esencial, como el resto de profesiones sanitarias, pero este hecho está siendo la ruina para nuestras empresas y está poniendo en riesgo a nuestros equipos ya que no contamos con los equipamientos de protección (EPIs) necesarios para no contagiar o ser contagiados", explican.

"Desde el estallido de la crisis hemos reclamado, tanto al Gobierno como a las autoridades sanitarias de cada comunidad autónoma que se nos dote de equipamiento de protección individual al que ahora mismo no podemos acceder por estar destinado a otros profesionales sanitarios, poniendo en riesgo nuestra propia salud, dado que en esta profesión es imposible mantener la distancia de seguridad exigida", añaden.

FEDAO apunta que el hecho de pertenecer a ese sector esencial por proveer un servicio o producto sanitario de primera necesidad "no debería perjudicarnos o alejarnos de las ayudas que el Estado está ofreciendo al resto de sectores, dado que están cumpliendo con su obligación, como el resto de profesionales sanitarios". "Nuestras empresas están generando pérdidas, dado que obviamente tienen prohibido más del 90 por ciento de lo que constituye su actividad comercial habitual y, además, no hay clientes en las calles, por eso solo estamos abiertos para mantener los servicios mínimos", agrega la Junta de FEDAO.

Acorde con FEDAO, la red de ópticas del sector se ha organizado para mantener un servicio de atención de urgencias telefónico, de gestión de citas, horario reducido en nuestros establecimientos o apertura de ciertos locales únicamente, generando los mismos gastos fijos que antes de esta crisis, pero reduciendo nuestros ingresos a casi cero. Con esta situación, AECOCC, la asociación que representa a las cadenas de óptica, manifiesta que "sin las ayudas que el gobierno facilita a otros sectores, tras esta crisis muchas empresas y profesionales tendrán que cerrar sus establecimientos". "Es injusto que servir a tu profesión pueda llegarnos a perjudicar tanto, porque estamos cumpliendo con nuestro deber social y moral, y no por el beneficio económico que obtendremos de ello", concluyen.