Publicado 13/04/2021 15:08CET

Cómo operar la espalda sin tocar músculo

Operación de espalda, quirófano.
Operación de espalda, quirófano. - NEUROINSTITUT

MADRID, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

El neurocirujano del Neuroinstitut Gustau Pérez ha destacado las ventajas de la técnica de fijación de columna vertebral, una cirugía que permite operar la espalda del adulto sin apenas manipular los tejidos circundantes, reduciendo al mínimo los tiempos de recuperación y el riesgo de infección.

Concretamente, la fijación vertebral consiste en la colocación o implante de tornillos para fijar las vértebras (a nivel cervical, dorsal o lumbar) para resolver diferentes problemas de columna, como una fractura vertebral. En concreto, la técnica de fijación percutánea ofrece un menor riesgo de infección y una recuperación e incorporación a la vida cotidiana más rápida.

De acuerdo con el doctor Pérez, la técnica percutánea es un procedimiento quirúrgico espinal que permite resolver problemas que normalmente requieren una cirugía muy agresiva mediante un procedimiento que precisa una manipulación de los tejidos muy inferior.

Así, mientras que en la cirugía abierta se hace un corte en la línea media de la columna, a nivel cervical, dorsal o lumbar, separando toda la musculatura que está insertada en el hueso para, a partir de ahí, comenzar la operación, en la cirugía percutánea "se efectúan unos cortes pequeños y, con ayuda de un navegador o unos rayos X, se inserta directamente el tornillo en la vértebra sin tener que desvitalizar la musculatura paravertebral por completo", informa el neurocirujano.

Según el doctor Pérez, este procedimiento beneficia al paciente al causar una menor pérdida de sangre, un riesgo de infección muy inferior y una recuperación más rápida. Como destaca el experto, "son pacientes que tendrían incluso que ir a la UCI y con un postoperatorio de unas dos semanas, mientras que con la técnica percutánea esto se reduce a la mitad".

Por otro lado, el hecho de no necesitar una hospitalización tan prolongada hace que el paciente se reincorpore antes a la vida normal; ya que evita muchas complicaciones asociadas a la cirugía o al encamamiento después de una cirugía espinal, "como puede ser una pérdida de masa muscular muy significativa", señala el doctor Pérez.

Además, tal y como asevera el neurocirujano y director de Neuroinstitut, Bartolomé Oliver, otra de sus ventajas es que la técnica está muy bien adaptada a la utilización de la cirugía robótica. "Es otro avance adicional en la cirugía de columna y que hace que también haya más seguridad para el paciente", indica el doctor Oliver.

Como describe el director de Neuroinstitut, la técnica percutánea se aplica a cualquier tipo de cirugía de columna vertebral. "Concretamente, es muy útil sobre todo en pacientes que tienen fracturas vertebrales", aclara. También está indicado en casos de personas mayores que no toleran una pérdida de sangre importante o tienen más riesgo de infecciones.

Con todo, estos especialistas advierten de que la técnica percutánea no puede suplir la cirugía abierta. Así, esta última es muy superior a la hora de tratar a un paciente con una deformidad en su columna, como una escoliosis.

El doctor Pérez detalla al respecto que "la cirugía abierta es muy útil en columnas muy deformadas por una escoliosis, una artrosis muy avanzada o incluso un tumor". Por otro lado, esta técnica en auge tiene un problema añadido, y es que requiere de un entrenamiento específico para evitar complicaciones asociadas al procedimiento.