Actualizado 28/10/2021 17:30 CET

Oncólogos radioterápicos ven "un antes y un después" las donaciones de Amancio Ortega y piden inversiones planificadas

Encuentro informativo organizado por Europa Press, ‘Libro Blanco de la Oncología Radioterápica en España', a 28 de octubre de 2021, en Madrid (España).
Encuentro informativo organizado por Europa Press, ‘Libro Blanco de la Oncología Radioterápica en España', a 28 de octubre de 2021, en Madrid (España). - Marta Fernández Jara - Europa Press

MADRID, 28 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente asesor de la Sociedad Española de Oncología Radioterápica (SEOR), Jorge Contreras, ha calificado como "un antes y un después" las donaciones realizadas por la Fundación Amancio Ortega para renovar los equipos de radioterapia en toda España, pero ha reclamado que se hagan inversiones planificadas para no depender de inyecciones económicas puntuales.

Así se ha pronunciado Contreras durante un encuentro digital organizado por Europa Press para presentar el 'Libro Blanco de la Oncología Radioterápica en España', impulsado por SEOR, y que pretende dar la visión actualizada y previsión de futuro, de los conocimientos y realidad asistencial en Oncología Radioterápica en nuestro país.

Al respecto, Contreras ha apuntado que antes de la primera donación de la Fundación, en 2015, España se encontraba en "una situación de catástrofe" en cuanto a la obsolescencia de sus equipos radioterápicos.

"Fue una llamada de socorro que hizo la SEOR. En ese momento, uno de cada cuatro pacientes en España no estaba recibiendo la radioterapia que necesitaba por falta de recursos. Hay un antes y un después de esa donación. Es mucha la población española que se ha beneficiado que, de otra forma, no estaría en la situación de recibir el tratamiento", ha explicado.

Así, tras la donación nuestro país pasó a tener "una situación relativamente buena", pero el experto ha alertado de que sin inversiones realmente planificadas, ya sean públicas o privadas, se puede volver atrás. "Si no llegan a llegar los fondos de INVEAT volveríamos otra vez a la situación previa. Lo que tenemos que hacer es una estrategia de futuro con Sanidad para hacer un plan de renovación. Los fondos nos dan igual de dónde vengan, pero tiene que haber una previsión", ha insistido.

El presidente de SEOR, Antonio Gómez Camaño, también se ha mostrado a favor de las donaciones de la Fundación. "¿Estas donaciones favorecen el tratamiento de los pacientes con cáncer en España? La respuesta es sí, ahí se acaba el debate, no hay más que discutir desde el punto de vista médico, del paciente, que debe ser el objetivo de todo lo que hacemos", ha comentado.

En la misma línea, el coeditor del Libro Blanco, Carlos Ferrer Albiach, ha lamentado que "no ha habido una inversión continuada en equipamientos". "Eso ha dado lugar a que, en ocasiones, se ha trabajado con una dotación que probablemente no era la más moderna para ofrecer los mejores tratamientos. Por desgracia, han tenido que ser aportaciones puntuales, como la donación de Amancio Ortega o INVEAT", ha resaltado.

El Plan INVEAT supondrá una inversión global de más de 795 millones de euros durante los dos próximos años en toda España, lo que permitirá la renovación de 585 equipos del parque tecnológico del Sistema Nacional de Salud (SNS) y la ampliación de otros 262.

En total, el INVEAT, que será la mayor inversión con cargo al Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de Sanidad, facilitará la renovación o ampliación de 847 equipos en todo el país, como aceleradores lineales, tomografía computarizada (TC), resonancias magnéticas, PET-TC, gammacámaras, equipos de braquiterapia digital, angiógrafos vasculares, angiógrafos de Neurorradiología y salas de hemodinámica.

IMPORTANCIA DE LA INVESTIGACIÓN

Tras estas dos grandes impulsos de inversión, el doctor Camaño considera que la Oncología Radioterápica se encuentra en un "momento mágico". "Toda la renovación tecnológica que se ha producido y la que se va a producir nos va a permitir posicionarnos a la vanguardia a nivel mundial en radioterapia. Es una oportunidad maravillosa en el plano asistencial, que nos va a permitir hacer tratamientos que antes no se podían hacer, y también en formación e investigación", ha reflexionado.

Todos los expertos participantes en el encuentro han recalcado la necesidad de impulsar la investigación en España. "Estamos en inversión en investigación a la mitad del PIB que lo que hacen otros países, tenemos mucho margen de mejora", ha dicho el doctor Ferrer.

Misma opinión comparte la doctora Meritxell Arenas, también coeditora del Libro Blanco: "Es muy importante la investigación, sin investigación la medicina no avanza, sin investigación nuestra especialidad no avanza. Tenemos que tener biomarcadores para predecir si los pacientes responderán a los tratamientos pero también si tendrán efectos secundarios, por ejemplo. Hacemos un llamamiento para que haya fondos en investigación y se incremente el porcentaje de dinero que va destinado a este asunto".

PRESENTE Y FUTURO DE LA ONCOLOGÍA RADIOTERÁPICA

El doctor Contreras ha recordado que más de 120.000-150.000 personas mueren al año en España por cáncer, por lo que ha puesto en valor la importancia de la radioterapia. "En estos momentos, las recomendaciones de las sociedades científicas hablan de un 70 por ciento de beneficio de los pacientes por la radioterapia, y que hasta un 40 por ciento podrían aspirar a la curación de su enfermedad. Pese a todo, del global de inversión para el cáncer, solo el 5 por ciento se dedica para la radioterapia", ha expuesto.

En este punto, ha instado a que la población sea consciente de que la radioterapia en nuestro país "es de muy altísima calidad, con unos profesionales con gran capacidad científica y técnica, como de recursos".

Por otra parte, Contreras ha avanzado una "revolución" en la radioterapia por el "advenimiento de nuevas tecnologías", como la protonterapia o el hipofraccionamiento, que va a conseguir que el "paciente va a tener que venir muchas menos sesiones al hospital". "Estamos luchando por mejorar en la accesibilidad, comodidad, seguridad del paciente y, sobre todo, en la eficiencia de los tratamientos", ha remachado.

En este contexto, Contreras ha puesto el Libro Blanco a disposición de las autoridades sanitarias para "hacer una planificación de futuro y que los pacientes se puedan beneficiar de todos estos tratamientos".

"En el Libro Blanco tratamos hacia dónde va a ir nuestra especialidad en el futuro. La evolución es continua y cambiante. Los datos que disponemos para 2030 son que habrá en Europa un envejecimiento que dará lugar a un aumento de la incidencia del cáncer. Tenemos que estar preparados para dar una respuesta a ese incremento, que podría estar en torno al 20-25 por ciento. Somos un tratamiento coste-efectivo, como ya ha quedado muy demostrado", ha apostillado Ferrer.

Igualmente, la doctora Arenas, ha defendido que el objetivo de la Oncología Radioterápica es "atender con el máximo rigor científico pero también con la máxima calidad humana". "Curamos un porcentaje muy alto de pacientes, somos el tratamiento no quirúrgico que más curaciones logramos. Queremos que los estudiantes de Medicina nos conozcan, estamos intentando poco a poco llegar al máximo número de universidades españolas donde la especialidad sea obligatoria. Cuando los estudiantes nos conocen, eligen nuestra especialidad una vez llegan al MIR", ha concluido.