Publicado 28/12/2020 10:51CET

Oncólogos de pulmón piden medidas ante la subida del 36% en el consumo de cigarros electrónicos

Una mujer fuma con un cigarrillo electrónico junto a la parada de Metro La Fortuna en el barrio La Fortuna de Leganés, en Madrid (España), a 23 de septiembre de 2020.
Una mujer fuma con un cigarrillo electrónico junto a la parada de Metro La Fortuna en el barrio La Fortuna de Leganés, en Madrid (España), a 23 de septiembre de 2020. - Eduardo Parra - Europa Press - Archivo

MADRID, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Español de Cáncer de Pulmón (GECP), formado por 500 especialistas en cáncer de pulmón de toda España, han reclamado medidas ante la subida del 36 por ciento en el consumo de cigarros electrónicos, según los últimos datos del informe EDADES del Ministerio de Sanidad.

"Desde 2017 se ha incrementado un 36 por ciento el número de personas que dicen haber consumido cigarrillos electrónicos en el último año. Una cifra muy preocupante que demuestra la escalada de estos dispositivos", ha comentado el doctor Mariano Provencio, jefe de Oncología del Hospital Puerta de Hierro y presidente del GECP.

Para el GECP también es preocupante la percepción de riesgo sobre su uso, ya que se consideran menos peligrosos que fumar tabaco. Los oncólogos recuerdan que no se trata de productos inocuos y que se está investigando si pueden producir inflamación pulmonar. "Algunos estudios sugieren que podría haber un vínculo entre el vapeo y el cáncer de pulmón en modelos animales, están todavía en fase de desarrollo los estudios que constatarán si esto es así en humanos. Lo que sí es cierto es que los aromatizantes, incluidos otros aditivos utilizados en los cigarrillos electrónicos, pueden contribuir a enfermedades relacionadas con el vapeo", explica el doctor Bartomeu Massuti, jefe de Oncología del Hospital General de Alicante y secretario del GECP.

En cuanto al consumo de tabaco tradicional, los oncólogos también ponen el acento en el estancamiento del consumo, sin apenas reducciones, y el aumento de personas que no se plantea dejar de fumar. "Todavía un 44,4 por ciento de los hombres y un 34,2 por ciento de las mujeres consumen tabaco en España. Son todavía porcentajes demasiado elevados que sin duda repercuten de forma directa en la incidencia del cáncer de pulmón en nuestro país", asegura Massuti.

Desde el GECP consideran que las medidas actuales contra el tabaco "ya no son efectivas" para fomentar la cesación y son necesarias nuevas estrategias que estimulen de nuevo una caída en el número de fumadores, así como la prevención de jóvenes frente a los nuevos productos y dispositivos.