Publicado 23/03/2020 14:46CET

La OMS publica una guía para abordar el Covid-19 en las cárceles

Cárcel
Cárcel - PIXABAY - Archivo

MADRID, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Región Europea de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha publicado una guía provisional sobre cómo tratar en las cárceles el Covid-19, la enfermedad causada por el nuevo coronavirus, en la que insta a los países a crear un sistema de coordinación entre los sectores de la Sanidad y la Justicia, junto al personal penitenciario, para luchar contra esta patología.

"Las autoridades estatales deben establecer un sistema de coordinación actualizado que reúna a los sectores de la salud y la justicia, mantenga al personal penitenciario bien informado y garantice que todos los derechos humanos en las instalaciones respetado. Una emergencia de salud pública de interés internacional requiere una respuesta global que incluya medidas tomadas dentro de las cárceles y otros entornos cerrados", ha dicho la organización.

La guía, titulada 'Preparación, prevención y control del COVID-19 en las cárceles y otros lugares de detención', proporciona información para el personal y los profesionales sanitarios que trabajan en las cárceles, y para las autoridades penitenciarias. Además, en la misma se explica cómo prevenir y abordar un posible brote de enfermedad y destaca elementos importantes de derechos humanos que deben respetarse en la respuesta al Covid-19 en las cárceles y otros lugares de detención.

Y es que, tal y como ha avisado el organismo de Naciones Unidas, el acceso a la información y la provisión adecuada de atención médica, incluidos los trastornos mentales, son aspectos "esenciales" para preservar los derechos humanos en dichos lugares.

En este punto, la OMS ha avisado de que es "probable" que las personas privadas de libertad, y aquellas que viven o trabajan en entornos cerrados en sus proximidades, sean más vulnerables a la enfermedad Covid-19 que la población en general. Además, apostilla, las instalaciones correccionales pueden "amplificar y mejorar" la transmisión del virus "más allá de sus paredes".

"El riesgo de introducir Covid-19 en las cárceles u otros lugares de detención varía de un país a otro. Sin embargo, es crucial minimizar la aparición de la enfermedad en estos entornos. Tratar los brotes de infección en los entornos de detención, con personas que se quedan cerca, nunca ha sido fácil. Con el nuevo coronavirus, la tarea es desafiante porque, en muchos casos, la enfermedad puede manifestarse como una enfermedad respiratoria leve y comenzar gradualmente", ha zanjado la OMS.