Publicado 09/12/2020 10:49CET

La OMS lanza una campaña para ayudar a 100 millones de personas a dejar el tabaco

Mujer fumadora, tabaco, cigarro
Mujer fumadora, tabaco, cigarro - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / MARCO FALKOWSKI

MADRID, 9 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha puesto en marcha, con motivo del Día Mundial sin Tabaco 2021, una campaña mundial de un año de duración que discurrirá bajo el lema 'Comprométete a dejarlo durante la COVID-19', con el objetivo de ayudar a 100 millones de personas a dejar el tabaco.

Según explica la OMS en un comunicado, la campaña intentará ayudará a crear entornos más saludables, que ayudan a dejar el tabaco, de varias maneras: abogando por enérgicas políticas de abandono del tabaco; incrementando el acceso a servicios de deshabituación tabáquica; dando mejor a conocer las tácticas de la industria tabacalera y facultando a los consumidores de tabaco para tener éxito en su tentativa de dejarlo.

La OMS, junto con una serie de socios, creará y dinamizará comunidades digitales que puedan ofrecer a las personas el apoyo social que necesitan para dejar de fumar. Los esfuerzos irán dirigidos sobre todo a los países con alta carga de morbilidad, donde viven la mayor parte de los consumidores de tabaco del mundo.

En el mundo hay alrededor de 780 millones de personas que afirman querer dejarlo, pero solo el 30 por ciento de ellas tiene acceso a medios que puedan ayudarlas a conseguirlo. "El tabaquismo mata a 8 millones de personas al año, pero si los consumidores necesitan más motivación para abandonar este hábito, la pandemia constituye el perfecto incentivo", ha comentado al respecto el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Este mismo año, la OMS publicó una reseña científica que demostraba que los fumadores corren mayor riesgo de presentar síntomas graves y fallecer a causa de la COVID-19. El consumo del tabaco también es un importante factor de riesgo de enfermedades no transmisibles, como enfermedades cardiovasculares, cáncer, enfermedades respiratorias y diabetes. Además, las personas que viven con estas afecciones son más vulnerables a las formas graves de la COVID-19.

Así, la OMS pide a todos los gobiernos a que "hagan lo necesario" para que todos sus ciudadanos tengan acceso a servicios de asesoramiento breve, líneas de atención telefónica gratuita sobre el tema, servicios por vía digital y telefonía móvil, tratamientos de sustitución con nicotina y otros medios de probada eficacia para ayudar a la gente a dejar de fumar. "Un sólido conjunto de servicios de deshabituación tabáquica trae consigo una mejor salud, salva vidas y ahorra dinero", añaden.

La OMS ha agradecido las contribuciones recibidas de varios socios, entre ellos empresas del sector privado que han ofrecido su apoyo, como Allen Carr's Easyway, Amazon Web Services, Cipla, Facebook, GlaxoSmithKline, Google, Johnson & Johnson, Praekelt Foundation, Soul Machines o WhatsApp.