La OMS fija los límites de ruido saludables: 53 decibelios en coches

Coches
EUROPA PRESS
Publicado 10/10/2018 14:41:02CET

MADRID, 10 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Oficina Regional para Europa de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha actualizado sus recomendaciones sobre los límites de ruido que son recomendables para la salud, así como ha aportado soluciones para reducir su exposición, como la limitación a 53 decibelios en el tráfico de vehículos y a 54 en el caso del ferroviario.

Estas pautas, lanzadas oficialmente este jueves en Basilea (Suiza), proporcionan "sólida evidencia" de que el ruido es "uno de los principales peligros ambientales para la salud física y mental y el bienestar en Europa", concluye la OMS.

Por ello, el documento identifica los niveles saludables de ruido a través de un marco metodológico "exhaustivo y riguroso", que se ha utilizado para desarrollar las recomendaciones. Con la aprobación de estas nuevas directrices, la OMS insta a los responsables políticos europeos a que "hagan un buen uso de esta guía en beneficio de todos los europeos".

"La contaminación acústica en nuestros pueblos y ciudades está aumentando, arruinando las vidas de muchos ciudadanos europeos. Más que una molestia, el ruido excesivo es un riesgo para la salud, que contribuye a las enfermedades cardiovasculares, por ejemplo. Tenemos que actuar sobre las muchas fuentes de contaminación acústica, desde vehículos motorizados hasta clubes nocturnos y conciertos ruidosos, para proteger nuestra salud", critica la directora de la Oficina Regional para Europa de la OMS, Zsuzsanna Jakab.

CINCO GRANDES CAMBIOS

En comparación con las directrices anteriores de la OMS, esta versión contiene cinco cambios importantes: evidencia del riesgo cardiovascular y metabólico; inclusión de nuevas fuentes de ruido, como turbinas eólicas, aeronaves, ferrocarril y tráfico por carretera; nuevo enfoque para la valoración del ruido; una revisión sistemática sobre ruido y resultados de salud adversos; y uso de indicadores de exposición a largo plazo para predecir mejor esos resultados.

Así, fijan los 53 decibelios de día y los 45 de noche al tráfico de vehículos rodados como límite para que no afecte a la salud, "al estar asociados con problemas de insomnio y de salud en general". Para ello, proponen que se adapten las infraestructuras, tanto en carreteras como e los propios coches. Similares son sus pautas para los trenes o los aviones: 54 decibelios de día y 44 de noche en ferrocarriles, y 45 de día y 40 de noche para las aerolíneas.

En cuanto al ruido producido por el ocio, como pueden ser conciertos en locales cerrados o espectáculos en la calle, la OMS fija que, en combinación, todas estas fuentes produzcan en total unos 70 decibelios como máximo, ya que "el ruido a partir de esta cifra está asociado con mayor riesgo de discapacidad auditiva tanto en niños como adultos".

"A través de su potencial para influir en las políticas urbanas, de transporte y de energía, estas pautas de ruido ambiental contribuyen a la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. y respaldan nuestra visión de crear comunidades resilientes y entornos saludables en Europa", continúa la doctora Jakab.

Aunque las directrices se centran en Europa y brindan orientación coherente con la Directiva Sobre Ruido Ambiental de la Unión Europea, la OMS considera que "también tienen relevancia mundial". La gran cantidad de evidencia que sustenta las recomendaciones se derivó no solo de estudios sobre el efecto del ruido en el viejo continente, sino también de la investigación en otras partes del mundo, principalmente en Estados Unidos, Asia y Australia.

Contador