Publicado 26/03/2020 18:38CET

La OMS de Europa llama la atención sobre el incremento de casos en España, Francia, Alemania y Suiza

Un miembro del personal sanitario protegido con mascarilla
Un miembro del personal sanitario protegido con mascarilla - Eduardo Parra - Europa Press

MADRID, 26 Mar. (EUROPA PRESS) -

El director regional de la OMS para Europa, Hans Henri P. Kluge, ha llamado este jueves la atención sobre el incremento de casos de coronavirus que en los últimos días se está produciendo en España, Francia, Alemania y Suiza.

En la actualidad, tal y como ha informado, Europa ha registrado más de 220.000 casos y 11.987 muertes relacionadas con el Covid-19, la enfermedad que provoca el nuevo coronavirus, lo que significa que el continente reporta seis de cada 10 casos que se detectan a nivel mundial y 7 de cada diez muertes.

Además, Kluge ha avisado de que uno de cada diez contagios se producen en profesionales sanitarios, lo que hace que muchos tengan que estar en cuarentena, afectando así a la capacidad de respuesta de los servicios sanitarios.

Por ejemplo, en Italia ya hay 6.200 sanitarios afectados por el coronavirus, cifra que no se sitúa muy lejos de lo registrado en España.
"Todos debemos tomar medidas para proteger a estas valientes personas lo mejor que podamos, porque están respondiendo incansablemente para protegernos y cuidarnos", ha dicho.

No obstante, el director regional de la OMS para Europa ha reconocido que, aunque la situación es "muy grave", se están comenzando a vislumbrar señales "alentadoras", dado que Italia, país con mayor número de casos del nuevo coronavirus entre los países europeos, ha registrado un aumento de los mismos ligeramente menor.

"Pronto podremos determinar el grado en que las medidas implementadas en muchos países están teniendo un impacto. En esta situación, debemos mantenernos optimistas y saludables física y mentalmente, ya que esto será clave para nuestra capacidad de recuperación psicológica para superar este desafío unidos", ha enfatizado.

Por ello, Kluge ha instado a la población europea a protegerse mentalmente de los efectos de la pandemia del coronavirus, recomendando a los jóvenes facilitar información fiable y comprensible a los mayores; proporcionando apoyo psicológico a los sanitarios y a las familias "desconsoladas"; atendiendo a las personas con discapacidades cognitivas, mentales y psicosociales; y protegiendo los derechos humanos de los más vulnerables.

"El problema al que nos enfrentamos cada uno de nosotros es cómo reaccionamos ante situaciones estresantes que se desarrollan tan rápido en nuestras vidas. Ahora es el momento de aprovechar los notables poderes de fuerza, resistencia y cooperación que afortunadamente tenemos los seres humanos", ha zanjado.