Obama aboga por aumentar la asistencia a enfermos mentales tras el tiroteo en Fort Hood

Actualizado 06/10/2014 23:05:09 CET

WASHINGTON, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha abogado por "honrar" a los cuatro soldados fallecidos la semana pasada en el tiroteo de la fase de Fort Hood (Texas) aumentando la asistencia a las personas con enfermedades mentales, en aparente alusión a la situación del autor de los disparos, Iván López.

López, de 34 años de edad y con problemas de depresión, ansiedad y trastornos del sueño, abrió fuego el 1 de abril contra sus compañeros de la base y mató a tres de ellos antes de suicidarse. Además, otras 16 personas resultaron heridas en el tiroteo.

"Debemos honrar sus vidas no con palabras, sino con acciones y con la verdad", ha declarado Obama en el funeral, celebrado en las propias instalaciones militares. "Debemos honrar a estos hombres haciendo más para cuidar de nuestros compatriotas con enfermedades mentales, sean civiles o militares", ha añadido.

El mandatario, "comandante en jefe" de Estados Unidos, se ha comprometido a trabajar por los militares "que sufren", para darles "la asistencia que necesitan" y no "estigmatizar" a aquellos suficientemente "valientes" para buscar ayuda, informa el portal 'Político'.

Obama ha lamentado la "devastación" que deben estar atravesando las familias de los fallecidos y ha prometido para todas ellas el apoyo "del Ejército y la nación". También ha tenido un mensaje para los hijos de las víctimas: "Vivimos en un mundo peligroso y vuestros padres cumplieron con su deber para manteneros y mantenernos a salvo".

El tiroteo de la semana pasada ha devuelto a Fort Hood la tragedia que ya vivió en 2009, cuando un psiquiatra militar mató a 13 muertos. El presidente ha reconocido que "esta tragedia reabre la herida".