Un nuevo tratamiento podría retrasar intervenciones preventivas en mujeres con predisposición al cáncer de mama

La obesidad femenina y su relación con el cáncer de mama
ISTOCK - Archivo
Publicado 12/12/2018 13:28:58CET

MADRID, 12 Dic. (EUROPA PRESS) -

Un nuevo tratamiento, basado en la combinación de estrógenos, melatonina y prostágenos, EMPT (Estrogen-Melatonin-Progestagen Treatment), permitirá evitar, o por lo menos retrasar, las intervenciones preventivas traumáticas en las mujeres con predisposición genética al cáncer de mama y ovario, según un estudio publicado en la revista revista 'EC Gynaecology' por los investigadores de la Clínica MARGen y de la Universidad de Granada Jan Tesarik y Nicolás Mendoza.

En la investigación, se ofrece una revisión de los nuevos descubrimientos sobre los efectos preventivos de la hormona melatonina sobre carcinogénesis (oncogénesis), y se señala la oportunidad cambiar los esquemas actuales de los tratamientos preventivos de mujeres con predisposición genética al cáncer.

Según explican los investigadores, las recomendaciones para el tratamiento preventivo de las mujeres portadoras de las mutaciones de los genes BRCA son actualmente "objeto de debate". "Básicamente existen 3 posibilidades. La más radical, pero también más invasiva, es una cirugía preventiva que consiste en la extirpación de la mama (mastectomía) y del conjunto de los ovarios y las tubas uterinas (salpingo-ooforectomía bilateral) con el fin de quitar tantos tejidos expuestos al riesgo elevado del cáncer como sea posible", explican.

Las otras 2 posibilidades consisten en quimioprevención combinada con una revisión expandida. La quimioprevención, hoy día realizada mediante el tratamiento con estrógenos o con una combinación de los estrógenos y progestágenos, tendría que incluir un tercer componente, la melatonina. "El problema principal de la cirugía preventiva es que quita tejidos aún completamente sanos, que podrían nunca enfermar del cáncer a pesar del riesgo elevado", apunta Tesarik.

Además, indica que la mastectomía puede producir "graves problemas emocionales", sobre todo en mujeres jóvenes. "La salpingo-ooforectomía, a su vez, elimina la posibilidad de concepción natural, por lo cual se necesitará el recurso a técnicas de reproducción asistida, primero para preservar los óvulos o embriones y, más tarde para realizar su reimplantación en el útero de la paciente y obtener así un embarazo", concluye el doctor.