Hasta el 6% de los niños sordos de un oído están sin diagnosticar

Publicado 01/03/2019 10:19:00CET
Otitis, niña, dolor, oído, oreja
GETTY IMAGES / NARCISA - Archivo

MADRID, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

Entre el 3 y el 6 por ciento de los niños sordos de un oído están sin diagnosticar, lo que podría dificultar su desarrollo y aprendizaje, según advierte la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC).

Con motivo del Día del Cuidado del Oído y la Audición, que se celebra este 3 de marzo, la Comisión de Audiología de la SEORL-CCC ha señalado que este fenómeno, denominado hipoacusia unilateral (HU), tiene una prevalencia en recién nacidos del 0,1 por ciento, y aumenta con la edad al 0,27 por ciento debido a los casos de aparición diferida antes de los 5 años. Así, llega hasta el 0,35 por ciento en la adolescencia.

"Existen muchos casos de hipoacusia unilateral infantil denominadas tardías o diferidas que aparecen después del nacimiento y que son difíciles de detectar porque no se es del todo consciente de la importancia que tiene oír bien por los dos oídos y, a veces, este problema pasa desapercibido", explica la presidenta de la Comisión de Audiología de la SEORL-CCC, Mª José Lavilla.

La hipoacusia unilateral puede comprometer el desarrollo y aprendizaje durante la infancia. Así, un estudio publicado en la revista 'Ear and hearing' concluye que los niños en edad escolar con HU muestran reducciones sustanciales en la percepción del habla y de la calidad de vida vinculadas a la audición, la lateralidad de la pérdida auditiva y el grado de pérdida auditiva.

"Oír por los dos oídos forma parte de la normalidad y aporta al ser humano, en este caso al niño, la posibilidad de beneficiarse de una serie de ventajas en la escucha que son esenciales para su desempeño en el mundo real y, que de no adquirir o recuperar a tiempo, podría perder para siempre. La hipoacusia unilateral compromete aspectos como la localización de la fuente sonora, escucha en ambiente de ruido y escucha con niveles bajos de audición", detalla la científica.

Lavilla apunta que los niños que sufren este problema suelen tener bajo rendimiento académico: "Entre el 12 y el 41 por ciento de los casos suele precisar apoyo educativo y del 12 al 35 por ciento retrasan un curso". "No es infrecuente que suceda que la causa que ha provocado que oigan mal por un oído condicione que puedan perder la audición del otro oído. De ahí la importancia del tratamiento temprano de la hipoacusia unilateral", advierte.

En cuanto al tratamiento, la doctora argumenta que hoy en día se puede solucionar bien con audífonos o con dispositivos implantables, como los implantes cocleares, los implantes de conducción de vía ósea o los de oído medio.