Neurocirujanos españoles desarrollan la primera Unidad de Hipermovilidad Cráneo-Cervical y Chiari de Europa

Publicado 23/07/2019 13:02:26CET
Los doctores Bartolomé Oliver, Vicenç Gilete y Nnamdi Elenwoke
Los doctores Bartolomé Oliver, Vicenç Gilete y Nnamdi ElenwokeNEUROINSTITUTE

MADRID, 23 Jul. (EUROPA PRESS) -

Neurocirujanos españoles del Centro médico Neuroinstitut Oliver-Ayats en el Centro Médico Teknon (Barcelona) han desarrollado 'Chiari & Hypermobility Unit', la primera unidad en Europa destinada al tratamiento quirúrgico de la hipermovilidad cráneo-cervical, con el objetivo de fomentar el diagnóstico y tratamiento quirúrgico de enfermedades como las malformaciones de Chiari.

Las malformaciones de Chiari son defectos estructurales en el cerebelo, la parte del cerebro que controla equilibrio, que se producen cuando una parte de este se sitúa con debajo del foramen magno, un orificio en forma de embudo hacia el canal espinal, ha explicado el doctor Bartolomé Oliver, uno de los doctores que ha desarrollado el proyecto.

Estos defectos se desarrollan cuando el espacio óseo es más pequeño de lo normal, lo que provoca una presión sobre el cerebelo y el tallo cerebral que puede bloquear el flujo del líquido cefalorraquídeo (LCR) desde el cerebro. Actualmente, se estima que entre el 0,1 y 1 por ciento de la población general sufre esta patología. De ellos, aproximadamente el 13 por ciento presenta hiperlaxitud de las articulaciones, provocando inestabilidad cráneo-cervical.

Así, esta unidad supone una alternativa al único tratamiento especializado que hasta ahora existía en Estados Unidos. De este modo, se puede confirmar la inestabilidad cráneo-cervical a través de un diagnóstico especializado, a diferencia de la resonancia magnética convencional, que en muchas ocasiones puede dar lugar a confusiones en función de la posición del paciente.

En este sentido, el docto Oliver ha destacado que también puede ser preciso desarrollan el 'test de tracción cervical' con el fin de cribar los pacientes que se beneficiarían del tratamiento quirúrgico y que no han sido seleccionados mediante los métodos diagnóstico tradicionales.

De esta manera, el experto ha concluido que la neurocirugía es el "único" tratamiento disponible para hacer frente a estas perturbaciones funcionales o detener la evolución del daño del sistema nervioso central.

Contador