Nefrólogos y enfermeros especializados piden aumentar los recursos para impulsar la diálisis peritoneal

Publicado 30/01/2020 17:20:58CET
Riñones, riñón
Riñones, riñón - FLICKR/ TAREQ SALAHUDDIN - Archivo

MADRID, 30 Ene. (EUROPA PRESS) -

Nefrólogos y enfermeros especializados han reivindicado aumentar los recursos para impulsar "de manera definitiva" la diálisis peritoneal y otras técnicas domiciliarias en España, que "ya han demostrado un impacto positivo en los resultados clínicos, en especial en los pacientes que inician tratamiento renal sustitutivo (TRS), e importantes ventajas para los pacientes".

La diálisis peritoneal y la hemodiálisis domiciliaria son tratamientos diseñados para mejorar la independencia y calidad de vida del paciente renal, al poder realizarla, a diferencia de la hemodiálisis en centro, de manera autónoma y en su propio domicilio, según han resaltado expertos en la presentación de la XI Reunión Nacional de Diálisis Peritoneal y Hemodiálisis Domiciliaria, que se celebra desde este jueves hasta el próximo 1 de febrero en Zamora.

Este encuentro, organizado por la Sociedad Española de Nefrología (SEN) y la Sociedad Española de Enfermería Nefrológica (SEDEN), va a reunir a uno 400 investigadores, nefrólogos y personal de enfermería especializada en nefrología de todo el territorio nacional, además de ponentes internacionales, con el fin de poner en común los últimos avances e investigaciones sobre la enfermedad renal en España y su tratamiento con diálisis peritoneal, una de las principales formas de TRS.

En la presentación de la reunión, Emilio Sánchez Álvarez, de la Junta Directiva de la SEN, ha explicado que esta técnica, como tratamiento para las personas con enfermedad renal crónica (ERC) que comienzan a someterse a una terapia para sustituir la función renal que sus riñones no pueden ya realizar por sí mismos, continúa aumentando en los últimos años hasta situarse en un 16 por ciento del total de estos pacientes en el año 2018, con un 33 por ciento más desde el año 2008. En concreto, supone una tasa de incidencia de 24,2 personas por millón de habitantes.

"Se viene confirmando el aumento progresivo de la diálisis peritoneal como opción terapéutica inicial en el tratamiento de la enfermedad renal, gracias a los buenos resultados que está alcanzando esta técnica y las importantes ventajas que presenta para el paciente, ya que él mismo la realiza en su propio domicilio, aportándole mayor autonomía y la calidad de vida, y evitando que tenga que desplazarse al hospital, entre otros beneficios", ha destacado.

A esto hay que sumar otras técnicas que también están creciendo para el tratamiento renal en el ámbito del hogar del paciente, como la hemodiálisis domiciliaria, que "ya se han confirmado como terapias eficaces y seguras" y que vislumbran un futuro en el que buena parte de los tratamientos y la asistencia sanitaria a estos pacientes se podrían realizar desde sus casas, con la preparación y apoyo por parte del personal sanitario especializado.

"La diálisis peritoneal y la hemodiálisis domiciliaria son tratamientos diseñados para mejorar la independencia y calidad de vida del paciente renal. Además, diferentes estudios indican que el uso de la diálisis peritoneal como tratamiento de inicio de la enfermedad tiene un impacto positivo en los resultados clínicos, preserva mejor la función renal residual, y mejora el coste-eficiencia del Tratamiento Renal Sustitutivo", ha añadido el presidente del comité organizador de la reunión, Jesús Grande Villoria, jefe del Servicio de Nefrología del Complejo Asistencial de Zamora.

A pesar de ello, lamentan que el aumento de estas técnicas al inicio del tratamiento renal no se está traduciendo suficientemente en un cambio en la prevalencia (pacientes globales) de la enfermedad renal crónica en España. Solo el 10 por ciento del total de personas que están en tratamiento renal sustitutivo con diálisis en España lo hacen a través de diálisis peritoneal, y la prevalencia de la hemodiálisis domiciliaria "es todavía más baja".

Para los nefrólogos y enfermeros españoles, el despegue definitivo de la diálisis peritoneal y la hemodiálisis domiciliaria en toda España necesitaría de un impulso decidido por parte de las administraciones sanitarias, incorporando más recursos que lo permitan. "La población de pacientes que alcanza ERC en etapa final está creciendo en edad, fragilidad, comorbilidad y dependencia, y ese es uno de los principales obstáculos para que no crezcan la DP y la hemodiálisis domiciliaria, por eso las autoridades sanitarias deberían apostar por estas técnicas que facilitan su tratamiento en un entorno cercano y familiar, con diversas ventajas para los pacientes", ha reivindicado Grande.

Contador