Nefrólogos y enfermeros crean una guía para evitar infecciones cutáneas y mejorar la terapia antiséptico de la diálisis

Publicado 17/10/2018 14:48:27CET

MADRID, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Sociedad Española de Nefrología (SEN) y la Sociedad Española de Enfermería Nefrológica (SEDEN) han elaborado un documento de consenso para mejorar las prácticas en el abordaje antiséptico en el campo de la Nefrología en España y, de ese modo, mejorar la prevención de las infecciones relacionadas con la atención sanitaria (IRAS) en la antisepsia de la piel, concretamente en relación a los accesos vasculares de la hemodiálisis y los catéteres de la diálisis peritoneal.

Y es que, las IRAS en los últimos años, éstas siguen suponiendo un riesgo significativo y una carga importante para los sistemas sanitarios, con una prevalencia que se sitúa en España en torno al 8 por ciento. Tanto si se trata de una incisión quirúrgica, un orificio de catéter o de una punción de acceso vascular, el procedimiento altera la integridad de la piel y su función como barrera protectora contra infecciones.

Es por ello por lo que, tal y como han recordado ambas organizaciones, si no se eliminan con éxito los microbios de la piel antes de la punción, incisión o mantenimiento del orificio, éstos pueden acceder al torrente sanguíneo o a los tejidos, con graves consecuencias o complicaciones para la salud de los pacientes renales.

De este modo, la SEN y la SEDEN se han unido promoviendo el proyecto 'Dialsepsia', con el objetivo de dar a conocer la situación actual de la antisepsia de la piel en el área de la Nefrología en España, y establecer un acuerdo entre los nefrólogos y enfermeros en este campo, con la creación de un documento de consenso para un mejor abordaje antiséptico de la hemodiálisis y de la diálisis peritoneal.

La iniciativa ha contado con la participación de 15 expertos, siete nefrólogos de la SEN y ocho enfermeros de la SEDEN, y se ha desarrollado a través de un proceso 'Delphi', método que facilita alcanzar acuerdos ante situaciones clínicas con un bajo nivel de evidencia científica.

PAUTAS Y RECOMENDACIONES

Asimismo, el proyecto ha incluido un observatorio nacional previo para conocer la realidad de la antisepsia y su aplicación en una muestra representativa de unidades de diálisis españolas. Posteriormente, se ha realizado una revisión por parte de ambas instituciones de la evidencia publicada de las infecciones relacionadas con atención sanitaria en hemodiálisis y diálisis peritoneal, de los antisépticos, fungibles, del impacto económico y recomendaciones internacionales.

"Hasta ahora este campo de análisis tenía un bajo grado de evidencia, lo que nos animó a la SEN y a la SEDEN a desarrollar esta iniciativa, que consideramos esencial para mejorar y optimizar el abordaje antiséptico de la diálisis, bien en hemodiálisis o en diálisis peritoneal, y establecer unas pautas o recomendaciones sobre la actuación que debe seguirse en este tipo de atención a enfermos renales", ha explicado el coordinador del proyecto por parte de la SEN y jefe del servicio de Nefrología del Hospital de Manises en Valencia, Rafael García Maset.

En concreto, los nefrólogos y enfermeros han acordado que la presentación del antiséptico más adecuada para evitar efectos adversos sea la especialidad farmacéutica; que el desinfectante de la piel sea considerado especialidad farmacéutica; que la sustancia considerada más adecuada como desinfectante de la piel es la clorhexidina alcohólica 2%/70%; y que es imprescindible garantizar la esterilidad del antiséptico, disponer de la presentación de un solo uso, y que sea fácil de usar y desechar por parte del paciente (en diálisis peritoneal). Además, es recomendable llevar un adecuado aplicador.

En cuanto a la forma de aplicarse el antiséptico en la piel, se considera más adecuado hacerlo por el sistema 'back & forth' (en una dirección y la contraria), frente a la circular; al tiempo que consideran que la sustancia más adecuada para la desinfección de la piel en la zona de punción del catéter de hemodiálisis temporal o permanente previo a su implantación es la clorhexidina alcohólica 2%/70%; y que no es necesario el uso de antibióticos IV profilácticos preimplantacional del catéter de hemodiálisis.

Finalmente, en la guía se pone de manifiesto que la sustancia más adecuada como desinfectante de la piel en el orificio de salida del catéter venoso central de hemodiálisis es la clorhexidina alcohólica 2%/70%, una vez por semana; que los pacientes deben realizarse ellos mismos el lavado del brazo de la fístula arterio-venosa antes de la punción; que la aplicación de agua y jabón es la sustancia más adecuada para el lavado del brazo de la fístula antes de la punción; que la sustancia más adecuada para la desinfección de la zona de punción de la fístula arteriovenosa es la clorhexidina alcohólica 2%/70%; y que la sustancia más adecuada para el cuidado del orificio de salida del catéter peritoneal durante el periodo de cicatrización es el suero hipertónico, y el suero fisiológico durante el periodo de mantenimiento del catéter.

Contador