Navarra.- Vera asegura que Navarra no va a dejar a "nadie" sin atención sanitaria

Actualizado 09/10/2012 14:04:36 CET
EUROPA PRESS

PAMPLONA, 9 Oct. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Salud del Gobierno de Navarra, Marta Vera, ha afirmado que el sistema sanitario navarro no va a dejar de atender a ningún ciudadano y ha asegurado que el Ejecutivo foral ha adaptado la normativa para garantizar la atención también a inmigrantes irregulares.

"No sé dónde ven negación de la atención sanitaria a inmigrantes, ni quiero ni comparto que se deje de atender a ningún ser humano, no se ha hecho ni se va a hacer con nadie", ha destacado Vera, en una comisión en el Parlamento de Navarra, donde ha comparecido a petición de NaBai, Bildu, Izquierda-Ezkerra y PSN, para hablar sobre la atención sanitaria a inmigrantes irregulares tras los cambios decretados por el Estado, que establecían una exclusión parcial para los 'sin papeles'.

La consejera ha asegurado que "la voluntad del Gobierno de Navarra ha sido la de dar cobertura sanitaria al colectivo de inmigrantes irregulares" que no pueden hacer frente a las cuotas para pagar su atención sanitaria y ha explicado que para ello ha aprobado un régimen de subvenciones a través del departamento de Políticas Sociales que financiará las cuotas de personas sin recursos.

Además, Marta Vera ha indicado que mientras se termina de poner en marcha este nuevo sistema, "para final de octubre o principios de noviembre", el Servicio Navarro de Salud ha dado instrucciones de atender a todas las personas "exactamente igual" que hasta ahora.

La consejera ha explicado que se estima que en Navarra hay unos 3.650 inmigrantes irregulares, de ellos unos 1.500 menores (colectivo que sí tiene reconocida la atención sanitaria). Quedarían 2.150 inmigrantes irregulares.

Marta Vera ha advertido de que el régimen de universalización no ha sido completo "ni antes ni ahora" y ha explicado que "Navarra tiene desde 1991 un sistema propio mediante el cual se extiende la cobertura sanitaria pública a aquellas personas que no pudiesen acceder a la misma en virtud de la normativa estatal".

Así, ha explicado que con los cambios introducidos por el Estado este año, "la voluntad del Gobierno de Navarra ha sido garantizar la atención sanitaria a quien quedase excluido" y por ello ha adoptado la normativa "a las nuevas circunstancias". "El Gobierno de Navarra quiere extender la asistencia sanitaria pública a todos los colectivos que quedan fuera del Real Decreto", ha asegurado.

CRÍTICAS DE LA OPOSICIÓN

En respuesta a la consejera, la portavoz de Nafarroa Bai, Asun Fernández de Garaialde, ha afirmado que "se han tomado medidas xenófobas aprovechando la crisis" y ha pedido una atención sanitaria "en igualdad de condiciones para todos los navarros independientemente de dónde vivan y de su situación administrativa". "No queremos que existan unas personas atendidas de una manera y otras de otra manera por su situación administrativa irregular", ha indicado.

La portavoz de Bildu, Bakartxo Ruiz, ha criticado el nuevo sistema aprobado por el Gobierno foral y ha asegurado que "el camino que ha escogido Navarra acepta que las personas no son personas, sino que hay dos categorías, aparece la sanidad como un lujo para quienes la pueden pagar, y como una limosna para los que no la pueden pagar".

La parlamentaria de Izquierda-Ezkerra Marisa de Simón ha afirmado que "en Navarra tenemos competencias suficientes para seguir atendiendo a estas personas como lo veníamos haciendo y hay una ley foral que así lo dice". "Han decidido aplicar la exclusión parcial de inmigrantes irregulares. El Servicio Navarro de Salud ya no va a ser un sistema común para todos", ha indicado.

El portavoz del PSN, Samuel Caro, ha dicho que no duda de "la voluntariedad de la consejera para que todas las personas en Navarra tengan una cobertura sanitaria", pero ha advertido de que Vera "pretende trasladar que estamos exactamente igual que antes, cuestión que voy a poner en duda". "Si nadie lo remedia, vamos de cabeza a la privatización de la salud en España. Echo en falta una posición contundente del Gobierno de Navarra para decirle al Gobierno del PP que no está de acuerdo con estos derroteros", ha indicado.

El portavoz de UPN, Antonio Pérez Prados, ha valorado que "respetando la legislación básica nacional, el Gobierno foral ha adaptado la normativa para que ninguna persona deje de tener cobertura sanitaria en Navarra".

Finalmente, el portavoz del PPN, Enrique Martín de Marcos, ha negado que exista "un proceso de privatización de la sanidad pública, parte de estas medidas que se están tomando surgen de la crisis y había que adoptar algunas medidas contra determinados abusos por parte de ciudadanos de otros países". "Solamente en 2009 España gastó mil millones de euros en asistencia a más de 700.000 ciudadanos extranjeros que debían haber sido abonados por su país de origen", ha indicado, para decir que "en este país nadie se va a quedar sin ser atendido debidamente".