Actualizado 18/10/2011 17:14 CET

Navarra.-El SNS interviene quirúrgicamente en un plazo de 18 días a las pacientes de cáncer de mama

Quirófano.
EP/GOBIERNO DE NAVARRA

Y la media de espera para consulta de especialista oscila entre los 6 y los 11 días

PAMPLONA, 18 Oct. (EUROPA PRESS) -

Las pacientes navarras de cáncer de mama son intervenidas quirúrgicamente en un plazo medio de 18 días, según los datos facilitados por la consejera de Salud, Marta Vera, en un acto organizado por la asociación Saray para presentar una campaña de sensibilización.

Con respecto a las consultas de especialista, los plazos medios de espera del Servicio Navarro de Salud son de seis días para las derivaciones de cirugía general, y de once días para aquellas pacientes que llegan de ginecología (centros de atención a la mujer), ha añadido.

Se trata de tiempos de espera que se mantienen en los últimos meses. En junio, el plazo medio para cirugía fue de 20 días y de entre 6 (derivaciones de cirugía) y 11 días (derivaciones de centros de atención a la mujer) para consulta especializada; en julio, de 23 días para operar y entre 7 y 10 días para consulta; en agosto, de 10 días y entre 12 y 15 días, respectivamente, y en septiembre, 13 días para ser intervenida y entre 10 y 15 para ser atendida en consulta especializada.

SEGUNDA CAUSA DE MUERTE FEMENINA

El cáncer de mama es la segunda causa de muerte en mujeres en Navarra y la primera producida por tumores. Con el objetivo de conseguir la máxima disminución de mortalidad por cáncer de mama, el Gobierno de Navarra puso en marcha, en 1990, el Programa de Prevención de Cáncer de Mama.

De todas las mujeres citadas el 86,8% acude al programa y de las que acuden, el 96,3% vuelven a la siguiente cita. Así el 88,7% de todas las mujeres de Navarra comprendidas entre 45 y 69 años de edad, han participado al menos alguna vez en el programa. Se detectan 330 tumores anualmente pero la mortalidad ha descendido un 35% gracias a la detección precoz y a las nuevas terapias.

El programa se desarrolla anualmente en unas 47.000 mujeres. Todas reciben una invitación personal con el día y hora reservada para realizar su correspondiente revisión. A todas las citadas se les hacen dos mamografías por mama. Cuando el resultado de su lectura no es concluyente se vuelve a citar a la mujer en las mismas unidades de detección para realizar pruebas complementarias.

Si la sospecha de existencia de un tumor maligno persiste, la mujer es enviada al Complejo Hospitalario de Navarra para completar el proceso diagnóstico y terapéutico. La Unidad de Prevención de Cáncer de mama trabaja en colaboración con las unidades A y B del CHN realizándose semanalmente una reunión del comité de mama para la gestión de los casos que se detectan, ha expuesto el Ejecutivo.