Navarra.- Una comunicación sobre intoxicación por setas del Hospital de Navarra, distinguida en un congreso nacional

Actualizado 22/09/2009 14:49:27 CET

Se trata de la descripción de un caso clínico de insuficiencia renal aguda provocada por la ingesta de 'amanita proxima'

PAMPLONA, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

Una comunicación realizada por especialistas del Hospital de Navarra sobre intoxicación por setas ha resultado distinguida con el certificado a la mejor comunicación en Toxicología Clínica en el XVIII Congreso Español de Toxicología, celebrado recientemente en Palma de Mallorca.

Los autores de la comunicación, que lleva por título 'Insuficiencia renal aguda tras ingesta de setas: nuevo caso de intoxicación aguda por amanita proxima', son la doctora Silvia Martínez, los doctores Miguel Ángel Pinillos y Jean Luis Clint, el biólogo Mikel Elizalde y la enfermera Beatriz Schulz, todos ellos especialistas del Hospital de Navarra.

La comunicación premiada explica el caso clínico de un varón de 67 años que en otoño del año pasado se intoxicó por ingerir setas de la especie 'amanita próxima', una seta blanca, fácilmente confundible con otra especie comestible, la 'amanita ovoidea'.

Después de 10 horas de la ingesta, el paciente presentaba vómitos y diarrea, y al día siguiente acudió a Urgencias, donde se le realizó tratamiento sintomático, lo que hizo que mejorara levemente y se le envió a casa, siendo diagnosticado de intolerancia digestiva tras ingesta de setas, puesto que las pruebas complementarias daban parámetros normales.

No obstante, el paciente acudió a Urgencias de nuevo, ya que estuvo en anuria (no orinaba) más de 24 horas. Los nuevos análisis revelaban insuficiencia renal aguda, con lo que ingresó en nefrología y requirió nueve sesiones de hemodiálisis hasta normalizar la función renal. La intoxicación por la seta 'amanita proxima' provoca una insuficiencia renal severa pero reversible si se trata a tiempo, circunstancia que no siempre ocurre con todas las intoxicaciones.

El jurado decidió premiar la comunicación realizada por los especialistas del Hospital de Navarra por la precisión y corrección a la hora de describir el caso y el tratamiento empleado.

El caso descrito es el último registrado por ingesta de setas de este género en la Comunidad Foral. En 1987, se dio en Navarra el primer caso de nefrotoxicidad reversible por ingesta de setas.

En el Hospital de Navarra se creó recientemente un comité multidisciplinar de expertos en toxicología que trabajan e investigan sobre intoxicaciones con setas, fármacos, pesticidas y otros productos químicos.

RECOMENDACIONES

Los especialistas insisten en la recomendación de recoger sólo aquellas setas de especies comestibles conocidas que se sepan identificar sin ninguna duda. Se advierte, además, de la importancia de cogerlas enteras (para la identificación) y en buen estado de conservación, de recoger ejemplares bien desarrollados (evitando las que están cerradas) y de transportarlas en una cesta una vez han sido limpiadas.

Es esencial no consumir setas que crezcan cerca de carreteras, en parques públicos o en campos cultivados. Una vez en casa, es conveniente seleccionar y revisar todas las setas y desechar las dudosas y en mal estado.

Después de limpiarlas bien deben cocinarse en menos de 24 horas, evitando comerlas crudas o en el grill. También resulta aconsejable no mezclar las setas, guardar un ejemplar de las que se consumen (por si fuera necesario, en caso de intoxicación) y hacerlo siempre en pequeña cantidad.

Cabe recordar que no existe ninguna norma universal para saber si una seta es tóxica o comestible. Los métodos caseros (ajo, plata, etc.) u otras creencias populares (como el hecho de ser ingeridas por otros animales) no son fiables, según los especialistas.

Los profesionales sanitarios señalan que ha aumentado el número de intoxicaciones sufridas por personas inmigrantes dado que en ocasiones confunden las especies de aquí con otras que existen en sus países.

ACTUACIÓNES ANTE LA INTOXIACIÓN

En caso de que una persona sufra una intoxicación por setas, se recomienda acudir con prontitud al hospital. Es vital conocer la especie de seta responsable de la intoxicación, por lo que ayudará llevar ejemplares frescos de las setas o restos del guiso.

Una vez en el hospital, el afectado deberá informar sobre la hora de recogida, la hora de ingestión y la hora de presentación de los síntomas; asimismo, se le requerirá información sobre el modo en el que han sido consumidas y el número de afectados. Este último dato permite detectar los casos de "intolerancia", si solo hay un afectado, o de "intoxicación", si están afectados todos o casi todos los consumidores.

Por su parte, los afectados serán clasificados, a su vez, en "leves" o "graves". Los primeros han tenido un periodo de incubación menor de 6 horas y, en su mayor parte, presentan como síntomas vómitos y diarreas, si bien también puede aparecer sudoración profunda, pulso lento, alteración de la visión o alucinaciones, dependiendo del tipo de seta ingerida.

Serán considerados "graves", cuando es mayor de 6 horas el tiempo transcurrido entre la ingesta y el comienzo de los síntomas. En estos casos puede presentarse un fallo hepático o renal irreversible, e incluso la muerte.