Actualizado 06/04/2011 15:21:15 +00:00 CET

Nace la plataforma ACUNA para el seguimiento de los prematuros tardíos

MADRID, 6 Abr. (EUROPA PRESS) -

Ante la falta de datos sobre la morbimortabilidad de los prematuros tardíos, un grupo de hospitales españoles ha puesto en marcha, con el patrocinio de Abbott, la plataforma ACUNA para el seguimiento de este tipo de recién nacidos.

ACUNA es una herramienta 'on line' para la recogida de datos sobre los prematuros tardíos de forma unicéntrica para contribuir a la reducción de la morbimortalidad y las secuelas que sufren estos pacientes. Con este instrumento, el médico recogerá en consulta datos de determinados factores que hasta ahora no se estaban monitorizando.

En concreto, ACUNA parte de los datos gestacionales y del nacimiento del neonato y a raíz de ahí va incluyendo los marcadores de nutrición, neurodesarrollo, infecciones, aspectos neumológicos y exploraciones. Estos parámetros serán monitorizados mediante la web desde el nacimiento hasta el cumplimiento de un año de edad del bebé.

"La idea de desarrollar este proyecto proviene de la necesidad de mejorar el seguimiento de los prematuros tardíos que forman un grueso muy amplio y que en nuestro día a día vemos que tiene problemas muy importantes. Queremos mejorar el seguimiento para así poder detectar precozmente los problemas que puedan ir surgiendo en estos niños y pueda ser útil para evitar secuelas en el futuro", explica la neonatóloga del Hospital de Mérida y miembro del comité que ha desarrollado la plataforma, Mercedes García Reymundo.

La bibliografía internacional publicada durante los últimos 10 años ha mostrado la morbimortalidad asociada a estos pacientes. En base a estos datos, se sabe que los prematuros tardíos presentan una tasa significativamente mayor que los recién nacidos a término y una mayor incidencia de problemas respiratorios.

Un lactante prematuro tardío tiene 7 veces más probabilidades de sufrir morbilidad neonatal, un riesgo 10 veces superior de hospitalización por virus respiratorio sincitial y un 7 por ciento más de rehospitalizaciones durante el primer año de vida. Además, tienen mayor incidencia de inestabilidad térmica, hipoglucemia y dificultades en la alimentación.