Cómo mejorar la fluidez lectora de la dislexia con el 'smartphone'

Dislexia, letras, educación
FLICKR/TIBERIU ANA
Publicado 15/06/2016 17:59:53CET

   MADRID, 15 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Investigadores de la Universidad de Granada (UGR) han desarrollado una aplicación para teléfonos móviles que, gracias a un juego interactivo, logra mejorar notablemente la fluidez lectora de niños con dislexia y dificultades de escritura.

   La 'app', que se ha llamado 'Galexia' y está disponible para dispositivos con el sistema operativo Android, ha sido nominada en los Premios Nacionales del Videojuego de la Academia Española de las Artes y las Ciencias Interactivas.

Su desarrollo está avalado por piscólogos e informáticos de la Universidad e incluye materiales adaptados al nivel académico del participante para fomentar el componente lúdico (en los más pequeños) y motivacional.

   El programa de intervención se organiza de forma que el usuario se unirá a un compañero extraterrestre que "emprende un divertido y emocionante viaje intergaláctico desde La Tierra a su planeta de origen, Leximundo", según explican sus creadores.

   A bordo de la nave viajará por toda la galaxia durante 24 sesiones de juego, en las que realizará diversas actividades y juegos que potenciarán el aprendizaje y mejora de la fluidez lectora de forma amena, superando todos los obstáculos que se encuentren por el camino tales como ovnis enemigos, puzzles y acertijos.

   El programa se adapta al ritmo de cada participante, estructurado y secuencial (parte de la lectura de sílabas, palabras y, finalmente, textos) que utiliza la lectura repetida y la lectura acelerada como métodos efectivos para la intervención y mejora de la fluidez lectora en dislexia.

   Una intervención que se complementa con actividades de refuerzo fonológicas, reglas de correspondencia grafema-fonema y los patrones ortográficos, además de actividades de comprensión.

   A diferencia de otras aplicaciones, en este caso está "basada en la evidencia y validada científicamente", apuntan sus creadores. De hecho, los estudios realizados en personas con dificultades muestran cómo las puntuaciones en lectura de niños con dificultades, después del entrenamiento, se aproximan a los de niños sin dificultades.

   Asimismo, y como resultado colateral, profesores, profesionales y familias han apuntado que anima incluso a generar un mayor interés por la lectura, por lo que también puede utilizarse para incentivar el desarrollo de la lectura entre la población general.