Publicado 17/06/2022 13:11

Los médicos rehabilitadores piden a Sanidad que incorpore más rápido las nuevas tecnologías en ortoprótesis

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, durante su visita al Ayuntamiento de Lucena (Córdoba).
La ministra de Sanidad, Carolina Darias, durante su visita al Ayuntamiento de Lucena (Córdoba). - MINISTERIO DE SANIDAD

MADRID, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los médicos rehabilitadores de España han pedido al Ministerio de Sanidad que las innovaciones tecnológicas en materia de ortoprótesis se incorporen al Sistema Nacional de Salud (SNS) con "más celeridad" desde su salida al mercado.

Esta demanda ha sido realizada por el médico rehabilitador del Hospital Universitario Mutua de Terrassa y experto en protésica, Lluis Guirao Cano, durante una mesa sobre actualización en protésica para pacientes amputados de miembro superior que ha tenido lugar en el 60º Congreso Nacional de la Sociedad Española de Rehabilitación y Medicina Física (SERMEF) y 2º Congreso Iberoamericano de Rehabilitación que tiene lugar en Córdoba.

El encuentro se ha tratado de una puesta al día, desde el punto de vista del médico, acerca de las novedades en prótesis mioeléctricas de miembro superior que el Ministerio de Sanidad ha incluido junto a otros productos en el catálogo común de prestaciones ortoprotésicas que se actualizó en enero. Y es que, ahora, en julio, vence el plazo máximo para que las comunidades autónomas, las mutualidades de funcionarios y el Instituto de Gestión Sanitaria (INGESA) adapten sus catálogos de prestaciones a esta nueva norma.

"Las prótesis mioeléctricas de miembro superior, hasta ahora, han sido un recurso minoritario en el catálogo de prestaciones ortoprotésicas, cuando es un producto que existe de hace décadas en el mercado. No se habían actualizado desde hacía mucho tiempo respecto a las novedades que habían aparecido en el mercado en los últimos tiempos. Nos congratulamos y agradecemos al Ministerio de Sanidad su puesta al día en materia de prestaciones ortoprotésicas, pero es importante que estas innovaciones tecnológicas lleguen con menos retraso al Sistema Nacional de Salud, porque suponen un cambio de vida y un avance en la vida de sus preceptores", ha dicho Guirao.

Las opciones de prótesis mioeléctricas de miembro superior eran, tal y como ha explicado, "muy básicas" hasta ahora en los centros públicos y hasta ahora el médico no tenía opciones de incorporar las novedades aparecidas en el mercado. "Las novedades tecnológicas en protésica son continuas y hay que ir adaptando el catálogo en relación a esas novedades", ha aseverado el experto de la SERMEF, quién ha subrayado que en este nuevo escenario "no es recomendable dejar esa prescripción abierta a todos los hospitales porque es muy compleja en cuanto al entrenamiento de los pacientes. Se deben crear centros especializados que tengan la capacidad y la facultad de hacer esa prescripción y entrenamiento evitando que el paciente no acabe utilizando una prótesis de alta tecnología".

En esta línea, el especialista ha indicado que la mayoría de causas de abandono de prótesis de miembro superior vienen motivadas porque la persona pensaba que podía hacer una serie de acciones y al darse cuenta de la dificultad de su manejo son rechazadas. "Las que aportan menos abandono son de las prótesis de tipo mioeléctricas porque son más fáciles de usar para el paciente", ha enfatizado.

TIPOS DE PRÓTESIS

En su intervención, Guirao ha detallado que existen tres tipos de prótesis: cosméticas, que son aquellas que se colocan para rellenar una parte del cuerpo y que no tienen ninguna función activa; cinemáticas que son las que se activan mediante movimientos por correas; y cables que van sujetas al cuerpo. Este tipo de prótesis son las que hasta se prescriben en el 90 por ciento de los casos en la sanidad pública.

Estas funcionan mediantes correas. Se controlan mediante un sistema de cables/correas de tracción colocado en torno a las costillas y el hombro y se accionan por el movimiento del muñón del brazo y los hombros. Y finalmente las mioeléctricas.

Respecto a las mioeléctricas, que son las más avanzadas, estas aprovechan la contracción del musculo que queda aún en los muñones. "Pese a que una persona tenga el brazo cortado, este sigue teniendo los músculos extensores o flexores y estas prótesis aprovechan esa señal eléctrica para transmitir el movimiento a las manos. Mediante electrodos en contacto con la piel del muñón, la señal eléctrica que genera se transmite al motor de la mano protésica que acaba generando un movimiento", ha añadido.

Finalmente, y en relación a los motivos de las amputaciones, el especialista ha explicado que el 90 por ciento de las amputaciones en miembros inferiores son traumáticas, siendo su causa de origen laboral o de accidentes de tráfico. El 10 pro ciento restante se debe a causas médicas (trombosis, tumor o infección). En miembro inferior un 90 por ciento son de causa médica (vasculares) y el 10 por ciento son traumáticas.

"Los médicos rehabilitadores consensuan el nivel de amputación con el cirujano, para que sea lo más reglada posible y preservar la máxima musculatura posible. A partir de ahí estudiamos las necesidades de uso de las prótesis. Con este elemento previo, el médico rehabilitador, junto el terapeuta ocupacional, valora si esa persona es candidata a tener una prótesis, que será fabricada junto el técnico ortoprotésico", ha zanjado el doctor.

Contador