Actualizado 18/06/2010 16:48 CET

Los médicos presentaron a los jueces 457 solicitudes de extracción de órganos en 2009, de las que sólo el 3% se rechazó

SANTANDER, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los médicos españoles presentaron el año pasado un total de 457 solicitudes a los jueces de guardia para proceder a la extracción de órganos de víctimas mortales para su posterior trasplantes, ha explicado este viernes en rueda de prensa el magistrado y director de la Escuela Judicial Española, Pascual Ortuño Múñoz. Sólo el 3% de esas peticiones fueron rechazadas, lo que supone 13 casos frente a los 444 en los que se obtuvo una respuesta positiva.

Así, aunque la cifra de negativas es "baja", los médicos abogan por reducir aún más ese porcentaje, ya que se lograría un mayor número de donantes y, por tanto, más posibilidades de "salvar vidas", dijo en una rueda de prensa, previa a su intervención en las XIII Jornadas de Encuentro entre profesionales de la administración de justicia y la comunidad trasplantadora.

El director de la Escuela Judicial Española explicó que la mayoría de los rechazos se debieron a fallecimientos durante un acto criminal, ya que la instrucción sumarial suele ser "mucho más exhaustiva" en estos casos.

Al respecto, el coordinador autonómico de trasplantes de Cantabria, Julio González Cotorruelo, recordó que cuando se produce una muerte repentina o no prevista (como un accidente o un suicidio), no se pueden extraer los órganos de la víctima (aunque exista un consentimiento o voluntad previa del fallecido) sin autorización judicial.

Respecto a este tipo de donaciones y a grandes rasgos, subrayó que una de cada cinco se producen tras un accidente de tráfico. Esta cifra ha bajado mucho a lo largo del tiempo ya que, por ejemplo, en 1975 --año en el que inició la actividad trasplantadora en Valdecilla-- casi todos los órganos procedían de víctimas de accidentes. Pero, al disminuir el número de siniestros en carreteras, se ha ampliado el ámbito de donación a pacientes con distintas enfermedades.

El coordinador cántabro comentó al respecto que en 2009 el 12% de los donantes españoles fueron víctimas de accidentes de tráfico, un porcentaje que hace unos años era del 40%.

SALVAR VIDAS PERO CONTANDO CON SEGURIDAD JURÍDICA

Respecto a las jornadas, Cotorruelo y Ortuño explicaron que el objetivo de las mismas es el intercambio de opiniones y experiencias entre profesionales de la actividad trasplantadora y de la administración de justicia, para que la instrucción de sumarios sea compatible con la donación de órganos.

Destacaron que aunque "nunca" se evitará al cien por cien que haya médicos y jueces negligentes, sí se ha prosperado mucho en esta materia. "Estamos en el buen camino", apuntaron.

En las jornadas de este año participan, por primera vez, alumnos de la Escuela Judicial Española. Su director comentó al respecto ya que cuando se accede a esta escuela existe una "gran preparación teórica" pero no experiencia. De ahí la importancia de que los más jóvenes se acerquen a la actividad trasplantadora y puedan "vivir en directo" un caso de donación. De hecho, a las tres semanas de ingresar en la Escuela, los alumnos ya intervienen en casos de trasplantes.

El objetivo último es, según resumieron, "salvar vidas" pero contando "siempre con seguridad jurídica". En la rueda de prensa también participaron, además de Cotorruelo y Ortuño, el presidente de la Audiencia de Cantabria, José Luis López del Moral, y el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC), César Tolosa.