Los médicos internistas reclaman que ESO y Bachillerato incluyan temas de educación en salud

Jornada pacientes de la SEMI
SEMI
Publicado 03/10/2018 14:13:20CET

MADRID, 3 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) ha reclamado que la ESO y Bachillerato incluyan temas sobre educación en salud, con el objetivo de que "los más jóvenes dispongan de más información sobre temas como enfermedades de transmisión sexual, embarazos o drogas, entre otras cuestiones".

Esta iniciativa surge del Grupo de Trabajo de Educación en Salud para la Ciudadanía de la SEMI, enmarcada dentro de una estrategia para "empoderar al paciente en el ámbito sanitario, algo que es cada vez más importante". "Un paciente bien informado y bien formado tiene mayor capacidad para decidir sobre su enfermedad y, por tanto, para participar en el proceso asistencial", explica la coordinadora de Medicina Hospitalista del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, Arántzazu Álvarez de Arcaya.

Con el objetivo de crear un foro dedicado a estos pacientes de conocimiento y de integración de todos los agentes de salud, incorporar sus valores y expectativas y tener en cuenta sus necesidades, la SEMI ha celebrado la I Jornada de Pacientes en Madrid, bajo el lema 'Haciendo realidad la participación del paciente en las organizaciones sanitarias'.

"Cuidar la salud de cada uno no solo es responsabilidad de los médicos y demás profesionales sanitarios, sino también de cada uno de nosotros, algo en lo que todavía tenemos que incidir, ya que la sociedad no está del todo educada en este sentido y la información sobre patologías y cómo evitarlas no es suficiente", afirma el coordinador del Grupo de Trabajo de Educación en Salud para la Ciudadanía de la SEMI, Jaime Merino.

"ESCASEZ DE TIEMPO PARA ATENDER E INFORMAR A LOS PACIENTES"

Para reforzar la educación en salud dirigida a los pacientes y cuidadores, los profesionales sanitarios "tienen que hacer frente a la escasez de tiempo por consulta para atenderlos e informarles adecuadamente sobre su enfermedad", lamenta la SEMI. "Un médico de familia dispone de un tiempo reducido para ver al paciente, lo cual limita mucho las posibilidades educativas. Por eso, la conexión con las asociaciones de pacientes es una buena forma de acercarnos a ellos", señala el doctor.

Por su parte, para lograr afrontar esta falta de tiempo para atender a los pacientes, apuntan que las nuevas tecnologías son, "sin duda", una herramienta de apoyo para los profesionales. "La formación también la debemos asumir los profesionales, ya que conocer el manejo de nuevas herramientas como el Big Data resulta clave para optimizar nuestra asistencia a los pacientes", ha añadido Merino.

Así, y en esta misma línea, desde la SEMI, a través de su Grupo de Educación en salud para la Ciudadanía, también quieren acercarse de manera especial a los adolescentes, con el objetivo de conseguir que en la ESO y Bachillerato se incluyan temas de educación sobre salud. "Uno de los retos es adecuar la información a nuestra población. Tenemos que analizar cómo y cuándo educar, ya que tenemos que adaptarnos a nuestra población, cada vez más envejecida con pérdida de habilidades y competencias a la que tenemos que formar de manera diferente que a los más jóvenes. Este es el reto que tenemos que afrontar los profesionales sanitarios", avanza Álvarez de Arcaya.

"RELACIÓN MÉDICO-PACIENTE EQUILIBRADA"

Precisamente, indica que adecuar la comunicación con los pacientes es otro de los retos de la educación en salud. Así, desde Medicina Interna se apuesta por una "relación equilibrada" entre el médico y el
paciente y una toma de decisiones compartida, que "ya han demostrado mejorar los resultados en salud y la satisfacción de todas las personas implicadas en el proceso de decidir".

"Debemos darnos cuenta de que la enfermedad no es sólo un trastorno orgánico, sino que hay problemas psíquicos que hay que atender por igual, apostando por una relación igualitaria. Así vamos por el buen camino, ya que cada vez las decisiones sobre tratamientos y otros aspectos son más consensuadas entre médicos y pacientes", comenta el doctor Merino.

"Cuando un paciente confía en su médico los resultados son mejores. De hecho, se dice que el mejor instrumento de un médico es la silla, ya que con ella nos acercamos a los pacientes a la hora de tomar decisiones de forma conjunta", concluye este experto.